¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La opinión de Carles Francino

El rebaño de los puteros

Yo no quiero estar en ese rebaño, ¿y usted? Si no le importa, también se lo puede preguntar

Hay historias que no empiezan y terminan en un solo día; y que es necesario seguir. Ayer hablamos de una campaña contra la prostitución, una campaña rotunda y directa, que pone el foco, digámoslo claro: pone el foco en los puteros

¿Lo recuerdan, verdad? Las autoras son dos mujeres, una periodista y una actriz. Y desde que ayer difundimos su iniciativa, las redes sociales son un hervidero: de insultos, ya sea niñatas, locas, feministas infames… de chistes, del tipo “tampoco los albañiles que has pagado para la reforma de tu casa querían hacerlo” o de reflexiones como “las putas independientes ganan más en un mes que el gerente de una multinacional”.

Cadena SER / Cadena SER

También hay mensajes de ánimo y de apoyo, ¿eh? Pero digamos que ese video y el uso del adjetivo “puteros” parece haber encabronado a más de uno. Miguel Lorente escribe hoy un magnífico artículo en el Huffington Post donde habla de manadas y de rebaños. Y donde a propósito de “La Manada” de Pamplona, el grupo de cinco hombres que han sido juzgados acusados de violación, a propósito de eso, dice que no hay manadas sin rebaños. Y que ese rebaño grande, enorme, del resto de hombres –o de una mayoría- que pasta –o que pastamos- en el machismo, es lo que permite la existencia de manadas como esa. Yo no quiero estar en ese rebaño. ¿Y tú?, ¿y usted? Si no le importa, también se lo puede preguntar

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?