¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una mirada al país vecino

¿Es Portugal la Suecia del siglo XXI?

Papel mediador, éxitos deportivos y diplomáticos y una revolucionaria ley anti drogas

Portugal ha cambiado mucho en lo que llevamos del siglo XXI. Además de los recientes éxitos diplomáticos y deportivos, existe otro éxito portugués en el que es importante fijarse porque supone toda una revolución. Desde 2001 el consumo de drogas no está penalizado en Portugal. Y han acabado con un problema social de primer orden.

Portugal cambió su política contra las drogas a pesar de la oposición del resto del mundo. Decían que se dispararía el consumo, que aumentaría la delincuencia... nada de eso se hizo realidad: la cifra de adictos a la heroína se ha reducido a un total de 1.000 personas, todas y cada una de ellas con pronósticos controlados.

Una diferencia fundamental entre la legislación española y la portuguesa es que la portuguesa tiene claras las cantidades que son para consumo personal: es lo que un adicto puede consumir en 10 días. 15 gramos de cocaína o heroína o 20 de cannabis. En España consumir o poseer pequeñas cantidades de droga para el consumo personal tampoco es delito. Pero no está claro cómo se determina esa cantidad".

En España depende del policía que pille al consumidor. Y si se llega a juicio, los tribunales suelen tener en cuenta aspectos como si la persona es consumidora habitual o no, así como la existencia de antecedentes por tráfico de drogas. En Portugal, el énfasis constantemente es en el tratamiento de los adictos, no en el castigo, en la reducción de daños y en la reinserción social.

Portugal tuvo que tocar fondo en el tema de las drogas, pero parece que sí aprendió la lección. El país está pasando por un momento de alta autoestima, lleno de éxitos. Cuidado que no se les vaya a subir a la cabeza y se vuelvan españoles

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?