¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SUPREMOEl juez Llarena mantiene a Joaquim Forn en prisión sin fianza por su apoyo a los CDR

La firma de Àngels Barceló

No entender un no

La directora de Hora 25 reflexiona sobre un nuevo supuesto caso de agresión sexual en Aranda de Duero a una joven por parte de tres jugadores de un equipo de fútbol local

La historia parece que se repite, un grupo de chicos, una chica, en esta caso una menor, ella no acepta mantener relaciones sexuales con ellos y ellos la fuerzan y la agreden. Esta vez no fue en Pamplona, fue en Aranda de Duero y ellos tres jugadores de un equipo de fútbol local.

Se repite el esquema, chicos jóvenes, que actúan en grupo, en manada, porque así deben sentirse más fuertes. Y se graban, posiblemente para jactarse de su hazaña, entiendan que he entrecomillado la palabra hazaña.

Algo habremos hecho mal para que chicos, crecidos y educados en pleno siglo XXI, actúen como auténticos trogloditas. Y lo habremos hecho mal todos, como sociedad, para que sigan existiendo especímenes como estos, a los que ni siquiera les asustan las consecuencias de sus actos. Quizás porque piensan que el sometimiento de la mujer es algo normal. Quizás hayan crecido con esto, quizás lo han visto en casa. Ya lo decía recientemente un informe, uno de cada cuatro jóvenes ve normal la violencia de género dentro de la pareja.

Uno de cada cuatro, asusta el porcentaje. Así que como vamos a extrañarnos que grupos de jóvenes violen a alguna chica. Argumentan siempre ellos que la chica no se resistió. Que parte del cerebro se les desconecta a estos chicos para no entender un no, que parte de esta palabra tan sencilla pero tan importante no entienden.

Insisto, algo habremos hecho mal. Pero lamentarnos no es suficiente. O nos ponemos a trabajar en ello, todos, o habrá otras manadas acechando a sus posibles víctimas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?