El ojo izquierdo

Apretemos las tuercas

En Cataluña las cuestiones sociales parecen estar ausentes en las valoraciones de los votantes porque el auditorio olvida lo importante y prefiere oír idílicas martingalas sobre qué lugar ocupa en el mundo su terruño

Decíamos ayer que solo nos ocupamos de las cuestiones sociales cuando nos aprieta el zapato. Una lástima que actuemos así, porque es en las campañas electorales cuando deberíamos exigir a los partidos, que tanto rondan a nuestro alrededor para llevarse nuestro voto, que nos contaran con pelos y señales qué piensan hacer para que mejore la sanidad, la educación y la dependencia. Y eso en la primera tacada, que solucionado este escalón, ya reivindicaremos otras demandas. Solo si nos preocupamos ahora por ello, podremos ponerles colorados si incumplen sus promesas, suben las becas, desatienden a la madre paralítica o no le cambian el dodotis al abuelo. Apretemos las tuercas cuando lo necesitan. Pero nada de ello ocurre en Cataluña, donde las cuestiones sociales parecen estar ausentes en las valoraciones de los votantes. Identidad, identidad, identidad. Por eso, puede prometer Arrimadas que bajará impuestos para que las empresas que se han ido regresen a Cataluña, quizá olvidando que es con los impuestos con lo que se pagan minucias como las camas de los hospitales. ¿Alguien ha protestado, ha pedido explicaciones? Nadie, por supuesto. Conste que este Ojo está seguro de que el resto de partidos grita a los vientos lugares comunes igual de inanes, porque el auditorio olvida lo importante y prefiere oír idílicas martingalas sobre qué lugar ocupa en el mundo su terruño.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?