CONSEJO DE MINISTROSSigue en directo la rueda de prensa de la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá

30 años de Erasmus (y un millón de bebés)

El programa celebra su trigésimo aniversario con un evento en Madrid al que han acudido una treintena de niños nacidos de una preja que se conoció durante el Erasmus

Foto de familia de treinta niños Erasmus este sábado en Madrid /

En una guardería de Madrid, Katarina (34) intenta ponerle el abrigo a su hijo. "Vamos, Luki", dice. "Nain", responde el niño mientras corre alejándose de su madre. Katharina es alemana y madre de dos bebés Erasmus, un término que utiliza la Comisión Europea para referirse a los niños nacidos de una pareja que se conoció en el programa. Como sus hijos Luki y Mateo se calcula que hay un millón de toda Europa, según el dato que ha publicado la Comisión aprovechando que este 2017 se celebra el 30 aniversario del programa educativo.

Reportaje: 30 años de Erasmus y un millón de niños

Se conocieron, como manda la norma, una noche de fiesta. "Los dos salimos por Huertas y un amigo suyo que hablaba alemán, nos escuchó. Empezamos a charlar y nos intercambiamos los correos", cuenta. Como muchas de estas relaciones fue posible gracias a los correos y al Messenger, el programa de mensajería instantánea de Microsoft. Hablamos durante mucho tiempo, primero nos hicimos amigos y al final nos enamoramos. Aunque se conocieron en Madrid, su marido Ignacio es de Salamanca. Todavía recuerda su primer fin de semana romántico en España. "Me llevó a su pueblo, pensaba que íbamos a estar solos y justo esos días se celebraba una matanza", cuenta entre risas.

Katharina con sus dos hijos 'erasmus' en brazos / Cadena SER

Ese choque cultural es habitual en las relaciones Erasmus. "Nunca nos vamos a poner de acuerdo con la hora de la cena", bromea. Los horarios, las comidas, los idiomas... Son muchas diferencias, aunque no difíciles de salvar. Los hijos de Katharina e Ignacio aprenden español y alemán. "Será una ventaja para ellos cuando crezcan", asegura la madre. No le importaría que se fuesen de Erasmus en el futuro. "A mí me cambio la vida".

La estudiante hijas de Erasmus Ana Garre, en la Universidad Carlos III de Madrid / Cadena SER

El programa Erasmus ha cumplido treinta años, por lo que los primeros bebés son ya adultos y prácticamente tienen edad de participar en el programa. Es el caso de Ana Garre (18), su padre es español y su madre, francesa. Se conocieron de Erasmus en Granada. Ahora estudia en la Universidad Carlos III de Madrid, gracias a un programa de intercambio. No descarta pedirlo en un par de años. "Te abre la mente. Te hace formar parte del gran país que es Europa", asegura. Este era uno de los grandes objetivos cuando se fundó el programa. Katarina piensa lo mismo. "Europa es un gran proyecto por el que merece la pena trabajar". Ella trabaja para una consultora de asuntos europeos y acaba de lanzar el proyecto #TellUsYourEUstory, en el que invita a ciudadanos europeos a compartir cómo el proyecto Europeo ha cambiado sus vidas.

En España, un total de 952.000 personas se han beneficiado de esta beca durante sus 30 años de historia, 625.000 de ellos estudiantes universitarios, según la sede de la Comisión en España, que ha celebrado este sábado el aniversario invitando a una treintena de niños Erasmus a compartir su historia en Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?