¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El dietario de Ramoneda

El principio de realidad

Josep Ramoneda reflexiona sobre el cierre de campaña en Cataluña, las fake news y Donald Trump y el Consejo de Seguridad

A la vista de unos debates cargados de rencores y revanchismo, con dos bloques frente a frente, solo queda una esperanza: que el día después se haga el milagro que una campaña electoral, marcada por la cárcel y el artículo 155, no ha podido hacer: que se imponga el principio de realidad. Que todos entienden que no se puede seguir jugando a cuánto peor mejor y que hay que hacer política y buscar espacios de encuentro. El independentismo ha de abandonar la unilateralidad y las prisas, el constitucionalismo ha de dejar de esconderse detrás del poder judicial. Si no es así, si se deja que la situación se siga deteriorando mientras se repiten las elecciones, solo nos quedará levantar acta de lo que Jordi Amat escribe en “La confabulación de los irresponsables”: “La convivencia se polariza entre amigos y enemigos. El consenso institucional ha saltado por los aires. No importan las razones. Solo, antes que nada y por encima de todo, importa la victoria. Es el fracaso de la política. Un fracaso colosal.

La pregunta del final de campaña: ¿cómo reaccionará Rajoy si el descalabro del PP en Cataluña se confirma y Ciudadanos amenaza su hegemonía en España? Probablemente, la respuesta a esta cuestión marcará el futuro inmediato. En todo caso, ya nadie podrá dudar de que la crisis catalana es también una crisis española.

El PP lleva al Congreso la lucha contra las noticias falsas en la red. Me da pánico: los políticos, productores destacados de verdades alternativas, decidiendo que es verdadero y que es falso. Dios nos coja confesados.

Y mientras aquí seguimos con nuestras agotadoras cuitas familiares, Donald Trump continúa en su empeño de convertir a Estados Unidos en enemigo común. Después de la guerra de Irak el antiamericanismo había decaído sensiblemente. Pero Trump esta aquí para darle un solo impulso. 14 a 1. Todos los miembros del Consejo de Seguridad, Francia y Gran Bretaña incluidas, votaron la resolución contra la política de Trump en Israel. Nikke Haley , la embajadora americana, le puso empeño: “Es un insulto. No lo olvidaremos”. Pero su rostro con la mano levantada era un poema. Todos contra Trump. Puede que para el equilibrio psicológico de Trump sea muy gratificante. Pero gobierna Estados Unidos, no su casa. Y su gestión nos alcanza a todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?