¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SUPREMOEl juez Llarena mantiene a Joaquim Forn en prisión sin fianza por su apoyo a los CDR

La firma de Àngels Barceló

Políticos de altura

La directora de Hora 25 reflexiona desde Barcelona en este día de reflexión sobre los momentos que podían haber cambiado la historia de estas elecciones en Cataluña

Jornada de reflexión, en miércoles, otra de las cosas extrañas de las elecciones catalanas que se celebran mañana, en día laborable. Muchos indecisos, según las encuestas, para una jornada de reflexión en el trabajo. Pero esta jornada también puede servir para plantearnos como hemos llegado hasta aquí, y yo lo he hecho recordando algunos momentos en los que hubiera podido cambiar la historia.

El más reciente, tiene fecha y hora concreta, el 26 de octubre a la una del mediodía, cuando Carles Puigdemont convocó a la prensa para anunciar la convocatoria de elecciones. Luego se arrepintió. Él dijo que era porque el gobierno central no le ofrecía garantías, todos sabemos que fue la presión de la gente y, sobre todo de Esquerra lo que le hizo cambiar de opinión. Si las hubiera convocado, estas elecciones serían diferentes, sin candidatos encarcelados o fugados y, con toda probabilidad, sin el 155, y, sobre todo, con menos tensión, con menos fractura y menos crispación.

Otro momento. Aquel en el que Artur Mas pensó que podría sacar provecho de las multitudinarias manifestaciones del 11 de septiembre. Vio que con las banderas podía tapar los recortes y la corrución y se puso al frente de la mani, convocado unas elecciones que creía ganadas y en las que perdió unos cuantos escaños. Empezaron las urgencias, se pusieron fechas y se fraguó el desastre.

Y otro momento, bueno este son muchos momentos. Todos aquellos en los que Mariano Rajoy no vio las señales ni reparó en las advertencias de todos aquellos que decían que la independencia seguía adelante con su hoja de ruta sin encontrar algún obstáculo. Porque Rajoy nunca la obstaculizó, ni hizo nada cuando todavía era posible hacerlo.

Son solo unos cuantos momentos que hubieran cambiado la historia de este proceso, hay muchos otros, momentos en los que si se hubiera tomado otro camino nos habríamos ahorrado mucho sufrimiento y, seguramente, no estaríamos donde estamos hoy, en la víspera de las elecciones más extraordinarias celebradas en España. Pero claro para ello hubiera sido necesario que los protagonistas de esos momentos hubieran sido políticos de altura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?