Últimas noticias Hemeroteca

La milla perfecta

Destripamos (en el mejor sentido de la palabra) este clásico de la literatura deportiva de Neil Bascomb que acaba de ser publicado por primera vez en castellano por la editorial Melusina

La milla perfecta | Neal Bascomb /

El 16 de julio de 1952, en Motspur Park, al sur de Londres, dos hombres corrían por una pista de ceniza negra en camiseta de tiran-tes y pantalón corto. Las gradas estaban vacías y tan solo unas cuan-tas personas dispersas observaban a Ronnie Williams, antiguo mediofondista, intentando mantener el ritmo de Roger Bannister, que estaba pulverizando la recta. No se podía llamar «correr» a lo que hacía Bannister, que devoraba yardas a un ritmo de siete por segun-do. Chris Chataway, su liebre para la primera mitad de la prueba, había quedado agotado, y si Williams no había desfallecido era úni-camente porque solo tenía que mantener el ritmo durante vuelta y media. Lo más característico de Bannister era su zancada. Terry O’Connor, periodista del Daily Mail, intentó describirla: «Bannis-ter tenía una elegancia tremenda, una zancada de una longitud tre-menda, parecía exudar potencia. Era como si hubieran resucitado a los griegos para que vinieran a enseñarnos lo que era un auténtico corredor olímpico».

Así comienza este clásico de la literatura deportiva escrito por Neal Bascomb y que recrea la vida de tres atletas llamados por el destino a luchar por la gloria. Tres atletas de orígenes muy diferentes, que vivieron el éxito mediático y cuyas historias, logros y proezas, asaltaron las portadas de lo periódicos de todo el mundo en una época en la que el deporte amateur llegaba a su ocaso para asistir al amanecer de la profesionalización de los deportistas.

El libro acaba de ser editado por primera vez en castellano por la editorial Melusina. Aprovechamos la ocasión para daros ideas sobre qué regalar estas navidades. ¡Qué mejor que literatura!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?