¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La firma de Pedro Blanco

Ni ingenuos ni cenizos

El subdirector de 'Hora 25' analiza el acuerdo para la subida del SMI, las alusiones a la formación de gobierno en Cataluña y el repliegue del dispositivo de seguridad contra el proyecto independentista

Apuntes para un martes de navidad...

Primer apunte: ni ingenuos ni cenizos... el acuerdo sobre el salario minimo interprofesional firmado hoy con solemnidad en el salon de tapices de la Moncloa tiene un impacto relativo pero también un valor indiscutible: recupera el camino del acuerdo entre el gobierno y los agentes sociales, deshabitado desde hace seis años, y abona un debate imprescindible sobre la urgencia de que los asalariados recuperen parte del poder adquisitivo perdido durante todos estos años de crisis. Si, como dicen, la crisis empieza a ser un recuerdo del pasado reciente, que sean de una vez consecuentes con su complacencia y que aflojen la soga.

En un país en el que alquiler sube a un ritmo del 10 por ciento, el precio de la vivienda al 6 por ciento, en el que la luz es la más cara de europa, los carburantes se encarecen, en un país en el que la mayor parte de la recaudación fiscal la aportamos los asalariados y los consumidores, es urgente empezar a recuperar cierta dignidad salarial. No vaya a ser que de esta crisis solo vayan a salir la estadística y las cuentas de resultados.

Segundo apunte: es inevitable sentir cierto picor en los escrupulos al escuchar al PP pedir a Ciudadanos que cumpla con la obligación del ganador e intente formar gobierno en Cataluña. El mismo partido que vio dar la espantada a su candidato cuando decidió que él no iba a cumplir con esas mismas obligaciones. El partido popular empieza a padecer algunas de las consecuencias de su desastre catalán... en un contexto de imposible mayoría alternativa al independentismo, la opinión del ultimo partido, del menos votado, es casi una anécdota. Y eso, en una comunidad tan poblada como cataluña, para el partido en el gobierno es algo más que una humillación, es un grave problema.

Tercer apunte: el recuerdo de Piolín. El Ministerio de Interior ha decidido retirar ya a los agentes de Policia y Guardia Civil desplegados en Cataluña. La justificación de ese despliegue se había ido desdibujando hasta casi desaparecer después del pasado 21 de diciembre. Los catalanes ya han votado en unas elecciones normalizadas, han votado en masa, han tomado una decisión que debe ser gestionada con la mayor normalidad posible... porque ese es el objetivo ultimo del 155, recuperar la normalidad. El tiempo que va desde el intento de ruptura hasta la constitucion del nuevo gobierno no necesita mayor tutela que la de las garantías básicas de un estado de derecho.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?