¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La firma de Àngels Barceló

Que el 2018 nos traiga políticos de altura

Angels Barceló analiza el balance político del 2017 y se pregunta dónde están los líderes de la izquierda que han delegado en portavoces de sus partidos

El president del govern espanyol, Mariano Rajoy, durant la roda de premsa a la Moncloa en la qual ofereix el balanç de l'any 2017. 29 de desembre del 2017. Pla americà. (Horitzontal) / ()

Se acaba el año. Otro más. Y los que nos dedicamos a hacer información vivimos esta última jornada laborable del año de los balances que hacen los dirigentes políticos, bueno, solo algunos porque otros andan desaparecidos. Ahora se lo cuento.

El presidente del gobierno, fiel a la tradición, ha comparecido ante los medios para abrumarnos con cifras económicas, para hablar de Cataluña, para ignorar su desastroso resultado en esas elecciones y para pasar de largo de la corrupción. Todo como casi siempre, salvo Cataluña que es coyuntural, el resto más de lo mismo.

Ha comparecido también Albert Rivera, líder de Ciudadanos, la camisa a punto de reventar de tanto pecho que ha sacado. Su partido ha sido el único que ha dado la talla en Catalunya, y andanada contra PP y PSOE por los resultados obtenidos. También más de lo mismo. Si escuchas a Rivera te das cuenta que este país funciona gracias a él.

Y luego está la izquierda o, mejor diríamos, y luego no está la izquierda porque ni Pedro Sánchez ni Pablo Iglesias han considerado que fuera importante conocer su balance del año. Siguen desaparecidos y han mandado a otro a que nos lo explique. Qué lamentable la izquierda en este país que en momentos de tensión extrema se esconde o nos habla a través de las redes sociales.

Por eso en el capítulo de deseos para el año que viene me van a permitir que pida políticos de altura, que no nos mientan, que sean autocríticos, responsables con sus errores, que no desaparezcan, que contesten a nuestra preguntas, que nos hablen como adultos, que no nos roben, que tengan soluciones para nuestros problemas, a los que les importemos más que sus resultados electorales. En definitiva, que hagan bien su trabajo. Tampoco es tanto pedir.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?