La mirada de Soledad Gallego-Díaz

Macron contra las noticias falsas

Casi todas las leyes que se elaboraron en su día para controlar las mentiras de la prensa amarilla acabaron siendo usadas mucho más para atacar a la prensa seria que a sus colegas sensacionalistas

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado que se dispone a enviar al Parlamento un proyecto de ley para controlar judicialmente la difusión de noticias falsas durante los periodos electorales. Todo el mundo puede estar de acuerdo en que Internet se ha convertido en el escenario de campañas organizadas de noticias falsas, mentiras destinadas a desacreditar a determinadas personas e influir en la opinión pública. Y en ese sentido, la iniciativa de Macron tendrá seguramente buena acogida, pero se trata de una idea arriesgada que exige un análisis muy cuidadoso.

Como explicó hace años un director del ‘Financial Times’, casi todas las leyes que se elaboraron en su día para controlar las mentiras de la prensa amarilla acabaron siendo usadas mucho más para atacar a la prensa seria que a sus colegas sensacionalistas. Es cierto que Internet tiene una capacidad de albergar campañas de manipulación mucho mayor que la prensa amarilla de entonces, pero aún así, la iniciativa tiene aspectos peligrosos. Lo que ayudaría realmente a controlar esas campañas de noticias falsas sería la exigencia de hacer público el nombre de sus patrocinadores. La transparencia suele ser mucho más eficaz que cualquier otro control.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?