¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CAOS EN LA AP-6

¿Qué derechos tienen los atrapados en las autopistas por las nevadas?

Según los antecedentes judiciales, los afectados del fin de semana pasado podrían ser indemnizados hasta con 900 €. Las asociaciones de consumidores preparan demandas colectivas

Después de la nevada... las indemnizaciones / VÍDEO: ATLAS

El caos provocado por el corte de la AP-6 durante las nevadas del pasado fin de semana ha provocado una avalancha de protestas. Las asociaciones en defensa de los consumidores han comenzado a instar a los afectados para que demanden a la concesionaria de la autopista, Abertis, y al Ministerio de Fomento, como responsable subsidiario de lo ocurrido. Estas son las claves para reclamar:

Antecedentes

Los dos últimos casos de colapsos en autopistas de peaje a causa de fenómenos climatológicos se remontan a la década pasada. En febrero de 2004, el tramo de la AP-1 entre Miranda de Ebro y Pancorbo (Burgos), más de 6.000 personas quedaron atrapadas durante horas. Tras efectuar las reclamaciones, el Tribunal Supremo obligó a la concesionaria Europistas Conacesionaria Española S.A. a indemnizar con 150 € a los conductores que quedaron atrapados y denunciaron a la concesionaria al considerarla responsable de lo ocurrido.

Mismo caso que en diciembre de 2008, en la AP-66, cuando 400 vehículos quedaron atrapados por la nieve entre León y Asturias. La Justicia obligó a la concesionaria de la autopista, Aucalsa (Autopista Concesionaria Astur-Leonesa S.A) a indemnizar con 900 € a un matrimonio que quedó retenido en uno de los puestos de peaje.

Para OCU, que ha puesto en marcha una acción colectiva para reclamar por los daños y perjuicio, los responsables de la situación son Abertis y Ministerio de Fomento. “Abertis debe responder e indemnizar a los afectados por las consecuencias de su falta de previsión y la ausencia de medidas, que debió poner en marcha para evitar el desastre, ya que las previsiones meteorológicas eran claras para ese día. En el caso de los conductores afectados en otras carreteras nacionales o sin peaje, siempre que se pueda demostrar, la reclamación irá dirigida directamente al Ministerio de Fomento, principal responsable del mantenimiento de las carreteras en nuestro país”, señalan en una nota.

FACUA-Consumidores en Acción también ha pedido al Ministerio de Fomento que abra expediente sancionador a Iberpistas (fillial de Abertis) para que se “indemnice a los afectados por el caos en la AP-6 tras la nevada en esta vía a su paso por Segovia, camino a la Comunidad de Madrid”.

En la misma línea se ha pronunciado ASUFIN (Asociación de Usuarios Financieros) que ha iniciado también una demanda colectiva contra Abertis.

¿Qué se puede reclamar?

Según el equipo legal de la compañía online reclamador.es, todos los afectados tienen derecho a reclamar a Iberpistas, por los daños morales sufridos, al menos 150 € dados los antecedentes judiciales. Junto a ello, también podrán reclamar todos aquellos gastos patrimoniales que puedan acreditar los usuarios como son el ticket de la gasolina, del alojamiento, la pérdida de día de trabajo y ticket de peaje, entre otras cuestiones.

¿Cómo se puede acreditar que se estuvo en la retención de la carretera?

Hay varias maneras: mediante declaración jurada (ante autoridades administrativas o judiciales), tickets del peaje, fotografías, mensajes de WhatsApp o SMS a familiares, etc.

¿Por qué no puede considerarse un suceso de ‘fuerza mayor’?

La compañía online explica que la existencia de un temporal de nieve, anunciado por los servicios meteorológicos, en razón de la época del año y la zona geográfica en que se produce no puede considerarse como un acontecimiento imprevisible. La nieve o hielo son circunstancias previsibles en invierno (a diferencia de un alud de nieve que cae de repente en la carretera).

La nevada no puede encuadrarse, por tanto, en un supuesto de caso fortuito o fuerza mayor. No se trata de un acontecimiento imprevisible que exima de responsabilidad a la concesionaria.

Los elementos que dependen de la concesionaria y que hubieran influido positivamente para evitar el caos o al menos aminorarlo:

1. La falta de previsión de las circunstancias meteorológicas adversas, pero previsibles en la época invernal en que se produjeron.

2.- Vigilancia reforzada por el temporal (y haberla intensificado la vigilancia del punto en que se produjo el conflicto, de especial complejidad para el tránsito rodado).

3. Pronta información y funcionamiento de los paneles luminosos.

4. Conexión telefónica insuficiente. No funcionaron las líneas de teléfono.

5. Además, la falta de coordinación con la autoridad administrativa, también es reprochable en sí misma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?