¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La mirada de Soledad Gallego-Díaz

Tres escenarios, todos malos

Pase lo que pase con el señor Rato el PP deberá hacer frente a graves responsabilidades políticas, porque o mantuvo durante ocho años como responsable de Economía a un ministro delincuente o conspiró contra él para ocultar otras culpas

La comparecencia de Rodrigo Rato ayer ante la Comisión del Congreso que investiga lo ocurrido durante la crisis financiera planteó tres posibles escenarios. Primero, Rodrigo Rato, exvicepresidente económico del gobierno de José María Aznar, alto cargo durante décadas del Partido Popular y expresidente de Bankia, fue responsable del desmedido incremento en España de la burbuja inmobiliaria, ayudó a que las entidades financieras actuaran de manera descontrolada y convirtió Bankia en un agujero sin fondo que tendremos que pagar todos los españoles. Segundo, el señor Rato no es responsable de nada de todo esto, sino que resultó víctima de una conspiración de su propio partido y del gobierno de Mariano Rajoy, tesis a la que se aferra el interesado. Y tercero, sea cierto lo primero o lo segundo, o las dos cosas al tiempo, queda bastante claro que el sistema financiero en si mismo era un sistema regulado por amiguetes, fallido o podrido de corrupción, algo que ocurrió o se mantuvo durante todo el tiempo, ocho años, en que el señor Rato fue máximo responsable de la economía en este país. Es decir que sea cual sea el escenario final y pase lo que pase con el señor Rato (ya está condenado en primera instancia a más de cuatro años por las llamadas tarjetas black, pero tiene pendientes más juicios) el Partido Popular en su conjunto hace frente a graves responsabilidades políticas. Porque o mantuvo durante ocho años como responsable de Economía a un ministro delincuente o conspiró contra él para ocultar otras culpas. A todo esto, la crisis financiera empezó en 2008, el rescate bancario se produjo en junio de 2012 y el Parlamento alemán debatió sobre el sistema financiero español un mes después, julio de 2012. Estamos en enero de 2018 y el parlamento español acaba de iniciar las comparecencias para intentar aclarar que ocurrió. No olviden ese pequeño detalle.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?