¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PALMERAS SALVAJES

Podemos y la melancolía

Si Podemos quiere gobernar España no puede decir que hay una agenda más importante que la existencia o no del país que quiere gobernar

Podemos siempre ha sido un partido contundente, de convicciones y palabras exageradas. Y cuando no era así, al menos sabía dar esa impresión, que es de lo que se trata la política. Cataluña se ha llevado eso por delante, y el que mejor lo explica es el propio Echenique diciendo que la prensa ha impuesto su agenda por encima de la agenda que proponía Podemos. A los periodistas nos gustaría hablar más de los problemas reales que afectan a la población, no porque lo diga Podemos sino porque estar a vueltas con conflictos nacionalistas e identitarios a estas alturas es un poco deprimente. Pero Podemos es un partido político que aspira a gobernar España y no puede decir que hay una agenda más importante que la existencia o no del país que quiere gobernar. Podemos quiere ganar unas elecciones con un programa de gobierno para un país que consiste en que ese país se puede romper, algo legítimo pero con consecuencias electorales. Con un agravante ideológico: una de las principales razones para la independencia es la insolidaridad económica, el ‘vivimos mejor solos porque aportamos más dinero del que se nos devuelve’. Si Echenique está preocupado por la situación de Podemos debe preguntarse desde cuando la izquierda tolera, compadrea o consiente que las comunidades ricas quieran desprenderse de las comunidades pobres y no se dedica a combatirlo frontalmente. La razón quizás sea que para Podemos es más importante su enemigo político que su propio votante.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?