‘El autor’ y ‘La librería’ sorprenden con una victoria ex aequo en los Premios Forqué

Las películas de Martín Cuenca e Isabel Coixet ganan en los premios de los productores y la favorita, ‘Verano 1993’ se va de vacío en una gala sin menció a la situación de la mujer en la industria

La industria ha premiado a dos directores consagrados: Isabel Coixet y Manuel Martín Cuenca. Sus dos películas, La librería y El Autor, han ganado ex aequo el premio a mejor película de los Premios Forqué, que otorgan los productores españoles a través de EGEDA, la sociedad que preside Enrique Cerezo. Toda una sorpresa este premio conjunto, ya que la favorita este año era Verano 1993, la ópera prima de Carla Simón, la gran sorpresa del cine español que ganó en Berlín y en el Festival de Málaga y que fue la elegida por la Academia de Cine para representar a España en los Oscar.

Como ya ocurrió en la edición de 2016, cuando La novia de Paula Ortiz era una de las películas más relevantes y sorprendentes del año, ganó Truman, una película de una productora y un director mucho más consolidados. En esta ocasión se ha vuelto a repetir, Carla Simón es una desconocida en la industria y su película una producción pequeña que ha ido ganando peso, no solo por los premios en los festivales, también por el apoyo del público y por la crítica que ha alabado Verano 1993. Los Forqué pueden considerarse antesala de los Goya, puesto que desde el año 2000 han coincidido en once ocasiones ambos galardones. Ocurrió el año de La novia, 2016, también el año pasado con Tarde para la ira. Este premio que ha hecho empatar a dos películas y ha dejado fuera a Verano deja la carrera por el Goya totalmente abierta.

La cinta de Coixet está rodada en inglés y protagonizada por Bill Nighy y Emily Mortimer y adapta una novela de Penelope Flitzerald sobre una mujer que abre una librería en un pequeño pueblo inglés a finales de los 50 y sufre la persecución de sus vecinos. La librería, que inauguró la Seminci de Valladolid, ha sido una de las sorpresas en la taquilla esta temporada que ha recaudado más de dos millones de euros. Por su parte, El autor, es también otra adaptación literaria de la primera novela de Javier Cercas. Una comedia que negra reflexiona sobre la autoría a través de un hombre mediocre que sueña con ser escritor.

En las categorías de interpretación todo ha salido según lo previsto en las quinielas. El premio a mejor actriz ha sido para Natalie Poza, la favorita en su categoría, por No sé decir adiós. “Es una película sobre la muerte, pero también de amor, una historia de amor entre padres e hijas que son difíciles. Me gustaría dedicarle el premio a Juan Diego, mi otro padre”, decía Poza. Javier Gutiérrez ha ganado el Forqué a mejor actor por su papel en El autor, por un papel de escritor con ínfulas obsesionado con acabar su novela y que manipula a todos sus vecinos. Gutiérrez se lo ha dedicado al resto de compañeros nominados, en especial a Juan Diego, “un maestro”, decía.

El premio a mejor documental ha ido para Gustavo Salmerón y el retrato de su peculiar familia a través del personaje de su madre, Julita, ha retratado en Muchos hijos, un mono y un castillo. “Nunca pensé que una señora obesa como yo tendría este momento”, decía la protagonista de esta película. La mejor película iberoamericana, en unos premios que están también vinculados a los Platino, ha sido Una mujer fantástica, del Chileno Sebastián Lelio, seleccionada en los Oscar.

Como ya ocurrió el año pasado, los Forqué han salido de Madrid. Si el año pasado la gala se celebró en Sevilla, este 2018 ha sido en Zaragoza, ciudad natal del director José María Forqué, en cuyo honor se entregan estos galardones. Además, Carlos Saura, cineasta aragonés, ha sido homenajeado con la medalla de Oro de estos premios. “Uno de los hombres más importantes de la industria, decía Cerezo, presidente de EGEDA. “Siempre me dicen, tú que ya has hecho tantas cosas, pues sí, he hecho más de 40 películas, tengo siete hijos, mi vida está cumplida con 86 años y espero continuar trabajando, que es lo que más me gusta. He tenido mucha suerte en la vida y hecho podido hacer las películas que he querido hacer”, decía el director de La caza.

La gala, precisamente, ha hecho hincapié en la relación de Aragón con el cine, de hecho, se dijo que la primera película del cine español fue Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza, un mito que el franquismo instauró, pero que los historiadores desmontaron en favor de la película catalana Riña en un café. Pero no ha sido el único error de una gala sin gracia y larga, presentada por la periodista de RTVE Elena Sánchez y Boris Izaguirre, que ha tenido más expectación que otros años por la presencia de los concursantes eliminados del programa de TVE, Operación Triunfo, lo que ha hecho que la realización diera más importancia a las actuaciones que a los premiados.

Quizá lo más sorprendente es que no haya habido ni una sola mención a la situación de la mujer en un año en el que las actrices americanas han abanderado la lucha contra el acoso y el abuso sexual por parte de directores, actores y productores y en el que varias actrices españolas han reconocido que sí han sufrido situaciones similares.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?