La firma de Àngels Barceló

Puigdemont provoca y todos caen

La directora de Hora 25 reflexiona sobre la proposición de Puigdemont a la presidencia de la Generalitat a sabiendas de que no es posible, el viaje del expresident a Dinamarca y la euroorden de detención

¿Es posible pensar en recuperar la normalidad política en Catalunya y en el resto de España si cada capítulo que se escribe de la crisis catalana se escribe con aires de esperpento?

Lo de hoy es un presidente del parlamento catalán que antes de serlo dijo que acataría las decisiones de los letrados de la cámara, y que hoy propone a Carles Puigdemont como candidato, sabiendo que no va a poder ser, de hecho, ni siquiera explica como quiere hacerlo.

Lo de hoy es también un gobierno central que, de momento, responde con una negativa a la petición de entrevista hecha por ese president del Parlament, quiere reunirse con Mariano Rajoy. Dicen desde el gobierno que no tienen nada de que hablar, hombre alguina cosita sí que deberían hablar los unos con los otros.

Lo de hoy es también un expresidente de la Generalitat huido que ha decidido viajar a Dinamarca para, provocación mediante, explicar lo del procés y el porqué tiene que ser presidente sí o sí. Hay que decir que sus interlocutores allí no se lo han puesto fácil, vaya que le han puesto en frente todas las obviedades que el se niega a reconocer.

Y lo de hoy es también una fiscalía que le pide a un juez que active la orden de detención aprovechando el paso de Puigdemont por Dinamarca y un juez, Llarena, que dice que no y expone en su auto una serie de consideraciones más políticas que jurídicas.

Puigdemont provoca y todos caen en la provocación.

Todo esto que les acabo de contar ha pasado en un solo día, y solo es lunes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?