VIOLENCIA MACHISTAHospitalizada una mujer tras ser rocidada con ácido en Tenerife

La firma de Àngels Barceló

Entre el esperpento y el ridículo

La directora de Hora 25 reflexiona sobre la diferencia entre la estrategia de Puigdemont y la del Gobierno de cara a la investidura en Cataluña y el juicio de la Gürtel

Nuevo giro de guión en la crisis catalana. El gobierno ha anunciado la impugnación ante el Tribunal Constitucional de la candidatura de Carles Puigdemont a la presidencia de la Generalitat, pero no ha sido el último del día de hoy. El gobierno había pedido al Consejo de Estado que le aclarara los posibles interrogantes que plantea la impugnación y, aquí va otro giro de guión, que no el último, el Consejo de Estado le ha dicho que no hay fundamentos para impugnar ahora la candidatura de Puigdemont.

Pero hay más, y, hasta esta hora, las diez de la noche, parece que si puede ser el último giro de guión, el gobierno dice que le da igual el informe desfavorable del Consejo de Estado, que como no es vinculante, tira para adelante con la impugnación al Constitucional.

En serio, quien está diseñando la estrategia del gobierno en la cuestión catalana, si es que alguien la está diseñando. Soraya Sáenz de Santamaría era la persona designada para encontrar la solución, no solo no la encontró, hubo consulta el uno de octubre, sino que ahora queda desautorizada por el mismísimo Consejo de Estado. Si lo Puigdemont en Bruselas es esperpéntico lo de Moncloa es ridículo.

Y mientras tanto, el juicio de la Gürtel sigue dejando perlas sobre el PP y su financiación. Y ya no son las declaraciones de presuntos delincuentes. Hoy en la SER un empresario de Castellón ha explicado con pelos y señales como era lo de las mordidas a cambio de adjudicaciones. El nunca quiso entrar en el juego y desde el PP le dijeron que estaba muerto.

El de hoy ha sido un muy mal día para el gobierno de Mariano Rajoy y me temo que no va a ser el último.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?