¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Madres cada vez más tarde y cada vez con menos hijos

Debate sobre la natalidad y la crisis demográfica que vive España con Bruna Álvarez, antropóloga y Carlos Ferrás, demógrafo

España es, junto a Italia, el país europeo donde más tarde se tienen los hijos. La edad media de maternidad ha alcanzado su máximo histórico, hasta una media de 32 años. En 1975, la edad media para tener un hijo era de 25 años, ahora son 32. Tenemos hijos cada vez más tarde y tenemos cada vez menos hijos. La tasa de fecundidad está ahora mismo en 1,32 hijos por mujer. Hay mil aristas que explican un mismo fenómeno: jóvenes que no se pueden emancipar, menos aún tener hijos. Mujeres que sienten que van a ser penalizadas laboralmente si son madres. Difícil conciliación. La falta de lazos, de redes de apoyo. "Hoy en día se necesita un alto grado de estabilidad para tener hijos, las condiciones laborales, sociales y de políticas públicas no están acompañando", relata Bruna Álvarez, antropóloga y investigadora del grupo de investigación sobre Adopciones, Familia e Infancias (Afin) de la Universidad Autónoma de Barcelona. Otro factor latente es la enorme brecha "entre hombres y mujeres en relación a los cuidados". En el Estudio Hombres cuidadores ejecutado por Afin "hemos podido principalmente los hombres que se acogían a reducciones de jornada eran los que trabajan en empresas públicas, trabajadores de empresas privadas no nos hemos encontrado ninguno".

Esta bomba demográfica tiene consecuencias de todo tipo, de satisfacción personal, "consecuencias económicas evidentes en cuanto a la sociedad de bienestar, de fractura social, pero además hay que tener en cuenta que una sociedad sin niños, envejecida, es una sociedad sin ilusión, conservadora", asegura Carlos Ferrás, demógrafo y profesor de geografía humana de la Universidad de Santiago de Compostela. Un modo de revertir esta situación estructural sería "cambiar el foco de las políticas natalistas de corte ideológico, para pasar a políticas focalizadas en la crianza de lo hijos, de forma que los padres y madres estén apoyados en todas las fases hasta que son adultos", añade. Y "esto entronca además con las políticas migratorias. España debe de poner de una vez en relación las políticas demográficas con las migratorias. La población mundial crece a un ritmo extraordinadorio, es hora de ejecutar una política migratoria solidaria y realista".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?