La firma de Àngels Barceló

Buena información y democracia

La directora de Hora 25 reflexiona sobre la información pública, la brecha salarial en la BBC y el periodismo

Es posible que si han ido al cine recientemente a ver "The Post", o los Archivos del Pentágono como la han traducido aquí en España, hayan salido de la sala soltando alguna lagrimita, lagrimita de ciudadano consciente de lo importante que es la información, la buena información, para toda democracia. Si son periodistas es posible que en lugar de lagrimitas han llorado a moco tendido, pero eso lo dejamos para otro día.

Es posible también que ayer, cuando oyeron que una experimentada periodista británica había lanzado un duro alegato contra la BBC por la brecha salarial entre hombres y mujeres en la cadena pública británica y que sus palabras, durísimas, fueron retransmitidas por la propia BBC, es posible que ayer también soltaran una lagrimita.

Dijo Carrie Gracie, que así se llama la periodista, corresponsal en China durante muchos años, que la BBC vive o muere en base a su reputación por contar la verdad sin miedo, eso es lo que hacemos cada día, añadió, y lo que nuestros jefes deberían hacer. No sé que cara se les quedó a estos jefes escuchando a la periodista pero la tele no se fue a negro ni dejaron de emitir, la televisión pública británica retransmitió en directo las durísimas críticas contra ella misma.

Yo a estas alturas de mi vida ya no sé lo que es normal o lo que no lo es, si lo normal es que los periodistas anden cada día más cerca del poder o luchar contra el poder para poder informar, no sé si lo normal es que la televisión pública de un país reconozca sus errores o al menos los escuche en boca de otros, o que manipule cada día los telediarios a gusto del gobierno. Yo ya no sé lo que es normal, pero si sé que me gustaría haber trabajado en el Post de Katherin Graham o en la BBC de Carrie Gracie. Por cierto, dos mujeres.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?