¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El revés y el derecho

Aquel hombre de barba rojiza

Durante algún tiempo me venía a ver un hombre de barba rojiza, de ojos tristes, como si ya hubiera vivido una larga historia. Era un científico sin entusiasmo que trataba de contarme lo que se proponía hacer en el futuro. Y siempre que venía a verme el futuro seguía en el mismo sitio. Llegó a ser tan frecuente su visita que cuando no venía sentía que algo debía haberle pasado durante sus travesías. Ayer supe que se había suicidado en La Habana. Era el hijo de Fidel Castro Ruz y se llamaba Fidel Castro Díaz Balart.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?