Blanca Guinea: "En el caso de 'los Pichis' se mezclan racismo, miedo y desinformación"

La Directora General de Alcaldía y responsable del Servicio de Convivencia de Vitoria, asegura que están trabajando con los vecinos, que se han organizado en patrullas para evitar que se instale allí esta familia gitana, y hace un llamamiento a la calma para “evitar males mayores”

La familia de 'los Pichis' /

Asteguieta es un pequeño núcleo urbano de Vitoria en el que se han organizado patrullas vecinales para evitar que una familia gitana ocupe la vivienda social que le ha asignado el Gobierno Vasco. Una vivienda que, además, hace dos meses, cuando ya se conocía la adjudicación a esta familia, amaneció destrozada. Blanca Guinea, Directora General de Alcaldía y responsable del Servicio de Convivencia de Vitoria, ha explicado en Hoy por Hoy que éste no es un caso exclusivamente de racismo, aunque ha reconocido que tiene un componente xenófobo potencialmente peligroso. En su opinión, “es un conjunto de circunstancias, actitudes racistas, mucho miedo, desinformación, bulos, que hacen que algunos vecinos estén asustados, tengan miedo y otros aprovechen para avivar estos fuegos que se pueden considerar xenófobos”. La responsable de Convivencia del ayuntamiento de Vitoria ha defendido su labor, cree que no ha fracasado a pesar de que hayan pasado meses desde la asignación de la vivienda y que la familia no se haya podido trasladar a día de hoy, y ha insistido en que “se está trabajando mucho y desde hace tiempo, y no todas las personas están en contra del traslado de esta familia. Se está trabajando con ellos para que, más allá de la irracionalidad del miedo, tengamos ese reconocimiento del otro, para sentarnos y hablar”, y ha hecho un llamamiento “a todas las partes, incluidos los medios”, para facilitar el encuentro, “para no incendiar esto que está ahí y que puede ser muy peligroso, evitemos males mayores”.

Blanca Guinea ha hecho hincapié en la desinformación que ha cundido entre los vecinos respecto de la familia Manzanares Cortés -de un clan de Bilbao conocido como 'los Pichis'- y que, en su opinión, está en el origen de la oposición a su traslado; y ha negado que la Ertzaintza haya animado, en ningún caso, a las patrullas vecinales a mantener su rechazo activo al traslado. “Me consta que tanto la Ertzaintza como la policía local se han reunido con los vecinos en un intento de dar seguridad y de transformar los bulos en informaciones veraces. Tanto la policía local como la Ertzaintza se han comprometido a garantizar los derechos de todos”, ha defendido Guinea, que ha destacado que “el único acto delictivo grave en este asunto es el destrozo de la casa, no nos consta ningún acto delictivo de la familia Manzanares Cortés”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?