¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La mirada de Soledad Gallego-Díaz

Dos preguntas y una constatación

Sin denuncia por medio, la imagen trucada del Cristo de la Amargura habría sido vista por unas decenas de personas, en lugar de los varios miles que, sin duda, la conocen ahora

La noticia de que el juzgado de lo Penal número 1 de Jaén ha condenado a una multa de 480 euros a un joven por colgar en Instagram un fotomontaje en el que se sustituye la imagen de un cristo por su propia cara plantea dos preguntas y una constatación. La primera pregunta es qué tipos penales son esos que permiten condenas tan insólitas. Y segunda, qué pasa en la fiscalía de Jaén como para que el fiscal de este caso hubiera pedido nada menos que una multa de 2.160 euros, sustituibles por 180 días de prisión en caso de impago. Ante semejante amenaza, el autor del fotomontaje optó por declararse culpable de lo que hiciera falta, con tal de reducir esa posible condena a los 480 euros mencionados, que pagará de acuerdo con sus posibilidades, es decir tres euros al día hasta completar la cantidad total. Y la simple constatación a la que aludía es que ese fotomontaje ha alcanzado una gran visibilidad debido precisamente a esa condena. Sin denuncia por medio, la imagen trucada del Cristo de la Amargura habría sido vista por unas decenas de personas, en lugar de los varios miles que, sin duda, la conocen ahora. Quizás los responsables de la cofradía que se sintieron ofendidos por el fotomontaje debieron haber pensado antes un poco en esto.

Volviendo a lo más importante, va siendo hora de modificar unos tipos penales tan poco sensatos que confunden la obligación de proteger el derecho a la libertad religiosa y a la libertad de culto, cosas realmente muy importantes, con el castigo de cualquier expresión humorística o artística que pueda ser considerada ofensiva por personas que mantienen esas creencias religiosas. ¿No podrían hacer un esfuerzo los partidos de oposición y acabar de una vez con esta avalancha de prohibiciones y coacciones?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?