El análisis

"Sustituyendo la ley D’Hondt habría más correspondencia entre votos y escaños"

Pablo Simón analiza las posibles consecuencias de un acuerdo entre Ciudadanos, Unidos Podemos y, eventualmente, el PSOE, para modificar la fórmula de asignación de escaños en España: “sería un mundo nuevo en el que las mayorías absolutas serían mucho más complicadas y los gobiernos de coalición, la nueva norma”

"Lo que plantean es una reforma de mínimos que implica no tocar la Constitución", explica el sociólogo Pablo Simón. Recuerda que la Carta Magna fija que el Congreso tenga entre 300 y 400 diputados, que las circunscripción es la provincia y que el sistema electoral es proporcional. El que puede ser un punto de acuerdo, según Simón, es la modificación de la fórmula D'Hont por otra más proporcional.

De ser así, los efectos serían casi inmediatos. El Partido Popular pasaría de tener de los 137 diputados a los 123. "La mayoría se pulverizaría", dice Simón. El PSOE perdería un diputado, Ciudadanos pasaría a 44 diputados respecto a los 32 que tiene ahora y Unidos Podemos subiría hasta los 78. "Sin tocar ningún componente, solo con el cambio en la fórmula, tiene implicaciones importancia. Significaría una mejor correspondencia entre los votos y los escaños".

"Si se mantiene los 350 diputados, las provincias seguirían pesando exactamente igual", afirma Simón, convencido de que las minorías nacionalistas tampoco se verían afectadas. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?