La mirada de Soledad Gallego-Díaz

El poder de la palabra

La portavoz de los demócratas en la Cámara de Representantes de EEUU estuvo durante ocho horas seguidas hablando del derecho de los 'dreamers' a vivir en su país

Nancy Pelosi tiene 77 años y es la portavoz de los demócratas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, un cargo político especialmente importante en aquel país. El otro día, la señora Pelosi se levantó de su escaño, pidió la palabra al presidente de la Cámara y no se calló, ni se sentó, durante las ocho horas siguientes, hablando del derecho de los dreamers a vivir en Estados Unidos. Los dreamers, una palabra que se puede traducir por soñadores, se utiliza para designar a los 700.000 inmigrantes que entraron en el país de manera ilegal cuando eran unos niños y que ahora, ya adultos, están en riesgo de ser expulsados por decisión del presidente Trump. Pelosi es una mujer de muchísimo carácter y, está claro, con una estupenda forma física porque esas ocho horas de pie, sin parar de hablar, de diez de la mañana a seis de la tarde, es algo difícil de lograr y, desde luego, muy poco frecuente en cualquier parlamento del mundo.

Lo que la señora Pelosi pretendía era, por supuesto, llamar la atención de los otros miembros de la Cámara y de los medios de comunicación, pero también, según explicó, permitir que se oyera en el parlamento la voz de aquellos a quienes se quiere expulsar. Buena parte de su intervención se basó en la lectura de decenas de cartas escritas por jóvenes dreamers que contaban su experiencia y su convicción de ser ya tan estadounidenses como cualquier otro de sus compatriotas. “Lo que acabo de hacer”, dijo Pelosi después, “es simplemente demostrar que estamos dispuestos a luchar por lo que creemos. Tenemos una responsabilidad moral con esos jóvenes”. La señora Pelosi cree que es posible convencer a algunos de sus colegas republicanos para que cambien de opinión. Es una idea muy hermosa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?