VÍDEOEl ministro de Agricultura, Luis Planas, en 'Hoy por hoy'

La opinión

Terapia de ilusión

Sin ilusión no hay vida. O esa vida no merece mucho la pena

Mañana a esta hora estaremos celebrando con los oyentes el día mundial de la radio, pero además habremos dado ya el pistoletazo de salida a la campaña “Sin respeto, no hay juego”. Será la segunda edición, pero la verdad es que mantiene toda la vigencia de la primera porque, mal que nos pese, los insultos, el menosprecio, las agresiones. Todo eso, por desgracia, sigue formando parte del paisaje en algo tan hermoso como es el fútbol.

Hoy abrimos la ventana con una historia que reivindica el buen nombre del fútbol como semillero de valores en cualquier contexto, en cualquier circunstancia por adversa que sea. ¿Qué pinta el fútbol, por ejemplo, en uno de los barrios más pobres de Bangladesh, o en las costas de Senegal de donde salen los cayucos, o en las miserables favelas de Río de Janeiro? Pues algo muy simple, y muy potente a la vez: de entrada, que es un chute de ilusión; y eso es una recompensa inmediata y tangible para los niños –y niñas– que se acogen al programa futbolnet de la fundación del Barça.

Cadena Ser

Pero es que además supone una modesta, pero muy valiosa, inversión de futuro. Sí, porque chavales que maman valores como la tolerancia, el respeto, el esfuerzo, el trabajar en equipo. Que maman todo eso en entornos de pobreza, de miseria, de violencia, de falta de oportunidades... No es que dar patadas a un balón les vaya a solucionar la vida, pero les abre puertas, les aporta otra mirada, y eso ya es mucho.

Escritores y periodistas han sido invitados a viajar por el mundo y conocer esta experiencia. Hoy hablaremos con algunos de ellos; a ver qué nos cuentan. Por mi parte tengo claras dos cosas: que sin respeto no hay juego, esa es una verdad como un templo. Pero además que sin ilusión no hay vida. O esa vida no merece mucho la pena. Así lo veo yo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?