La polémica del día

¿Qué diría hoy Clara Campoamor?

No se puede construir una democracia sin la mitad de la ciudadanía, justo la que sufre más violencia y acumula más paro, trabajos más precarios y salarios y pensiones más bajos

Hoy hace 130 años que nació Clara Campoamor, la mujer que defendió y logró el sufragio femenino en las Cortes Constituyentes de la II Republica. Lo hizo frente a su partido, que la dejó sola. Lo hizo tumbando argumentos como que la mujer no podía votar porque era un ser histérico o que podría hacerlo, sí, pero a los 45 años, cuando la menopausia le diera la serenidad suficiente como para ejercer derecho tan importante. La rareza de aquellas elecciones de 1931, en las que las mujeres no pudieron votar pero sí ser elegidas, la convirtieron además en la única sufragista en el mundo que defendió ese derecho desde la tribuna de un parlamento.

Clara Campoamor manejó en aquel debate histórico un argumento esencial: no se puede construir una democracia sin la mitad de la ciudadanía. Hoy, casi un siglo después, diría cosas parecidas en el parlamento. Que no se puede construir una democracia en la que la mitad femenina de la ciudadanía es la que sufre más violencia y acumula más paro, trabajos más precarios y salarios y pensiones más bajos. Una democracia en la que el ascensor social se estrecha para ellas mientras la responsabilidad doméstica no acaba de ensancharse para ellos. Sería injusto no valorar lo que hemos avanzado en materia de igualdad. Pero no tengo duda de que Clara Campoamor se revolvería frente a esta endémica brecha de género y frente a quienes la consideran una especie de inevitable fenómeno atmosférico que remitirá con el mero paso del tiempo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?