¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ÚLTIMA HORAUn avión con 66 pasejeros a bordo se estrella en Irán; no hay supervivientes

El ojo izquierdo

¡Qué sainete de pillos!

Resulta imposible de entender cómo tanto mamarracho y manilargo ha regido los destinos de la Comunidad de Madrid

¡Qué zarzuela tan pajarera! ¡Qué sainete tan saleroso! ¡Qué farsa tan chisposa! Ver tirarse de los pelos a los castizos Granados, Ignacio González, Cristina Cifuentes, e incluso Esperanza Aguirre, la pizpireta condesa consorte de Bornos, acompañados todos ellos por un nutrido coro de majas y chulapos, es un espectáculo que los madrileños del foro, entre chato, vermú, callos y gallinejas, tenemos hoy la suerte de poder disfrutar en todo su esplendor desde la reveladora barrera de la SER. De mucha risa, si no fuera porque es de mucho llorar, resulta imposible de entender cómo tanto mamarracho y manilargo ha regido los destinos de la Comunidad de Madrid, seis millones y medio de habitantes con un presupuesto cercano a los 20.000 millones, todo trufado con las aportaciones al libreto de los alcaldes de la zona, corruptos hasta las cachas, que nos han ido apareciendo en la Gürtel, cuajado de alias como las bandas de revientapisos, desde el Albondiguilla hasta el Rata. Dice ufano Rafael Catalá, el muy desahogado ministro de Justicia, que son cosas del pasado. Del pasado de Rajoy y sus acompañantes, querrá decir, porque todo es de ayer mismo, de cuando el gran hombre ya era el amo absoluto de los destinos del partido de Génova. A los asesinos se les juzga por haber matado y no por querer matar. Suéltenlos, que son cosas del pasado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?