¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ÚLTIMA HORAUn avión con 66 pasejeros a bordo se estrella en Irán; no hay supervivientes

LA OPINIÓN

El PP y la realidad

Resumen de la reunión en la cumbre del PP: No hemos cuestionado a Rajoy ni hablado de su sucesión, no hemos hablado del avance de Ciudadanos, la corrupción es un tema del pasado…

Resumen de la reunión en la cumbre del PP en el peor momento, según las encuestas para el partido, y en la situación de parálisis que vive España:

No hemos cuestionado a Rajoy ni hablado de su sucesión, no hemos hablado del avance de Ciudadanos, la corrupción es un tema del pasado, no habrá quitas de deuda a las comunidades asfixiadas y no apoyaremos ninguna reforma electoral que no sea la nuestra, es decir, que gobierne la lista municipal más votada.

Ya está. Ahora vamos con las cosas que pasan de verdad:

Primero. Cristóbal Montoro, minutos después de salir de la reunión y decir que no habrá quita, condonación o perdón a la deuda de algunas comunidades autónomas se fue a la radio de los obispos a confirmar que hará lo que había negado poco antes ante sus compañeros. A saber, que sí reestructurará la deuda de las comunidades asfixiadas o alargará los plazos.

La secuencia fue así. Barones territoriales a la salida de la reunión. Juan Vicente Herrera, presidente de Castilla y León: “Algunos presidentes hemos expresado nuestro criterio absolutamente contrario a una especie de un regalo que pueden ser quitas a comunidades autónomas”. Alberto Núñez-Feijóo, presidente de Galicia: “Ningún ciudadano entendería que a aquellos que deben dinero se les condone la deuda”.

Pero Montoro, en la Cope por la noche, decía: “Si salen contentos los presidentes autonómicos del PP diciendo que no habrá quita, estupendo, pero eso no quiere decir que no reestructuremos la deuda porque me parece muy importante que lo hagamos”.

Para que las palabras no nos engañen. Quita, condonación, perdón de la deuda, como tal, no puede haber en ningún caso porque la Unión Europea se lo prohibiría. Lo que sí puede hacer es reestructuración, modificación de los plazos. Un alivio de la deuda que las comunidades ricas o bien financiadas no quieren y las asfixiadas por distintos motivos reclaman.

Y segunda cosa que pasa de verdad. Cristina Cifuentes tendrá que acudir a la comisión de investigación sobre la financiación del PP en el Congreso porque PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos la citarán después de ser acusada por Francisco Granados de estar al tanto de lo que ocurría en el PP de Madrid, donde lleva casi 30 años de militancias y cargos. Es cosa del pasado, dicen en el PP, pero los delincuentes o presuntos delincuentes que durante años fueron sus cargos públicos, sus colegas, sus jefes de filas territoriales, responden: “Será cosa del pasado, pero en ese pasado ya estabas tú, ya estabais vosotros”.

En este lodazal estamos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?