¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EUROPA LEAGUE |Sigue el Arsenal - Atlético de ida de semifinales de la competición europea

LA FIRMA

El enemigo está dentro: disparad contra nosotros

La mejor forma que tiene el PP de frenar a Ciudadanos es disparando los cañonazos hacia el interior de su fortaleza, es decir, renovándose sin perder tiempo y profundamente

El Partido Popular ha ordenado artillar su fortaleza, cargar los cañones y preparar las coordenadas para disparar en dirección a Ciudadanos. Las huestes de Albert Rivera se acercan demasiado al castillo y hay que diezmarlas antes de que inicien el asalto. Sin embargo, puede que estén equivocando la diana. Los populares deberían remitir a sus cañoneros un mensaje como el que en el año 36 los asediados en el cuartel del Regimiento Simancas de Gijón enviaron a sus correligionarios del buque Almirante Cervera, "el enemigo está dentro: disparad contra nosotros".

En efecto, el avance de Ciudadanos está propulsado por el anquilosamiento y la inacción de los populares, y el terreno por el que penetra es el que los populares han abandonado. La descomposición estaba en marcha y hubiera continuado aunque nadie amenazara desde el exterior. Ciudadanos acelera el proceso con la esperanza de aprovechar la debilidad, como hizo Felipe González con Adolfo Suárez, más tarde Aznar, con Felipe González, y el año pasado en Francia Macron, con todos. La mejor forma que tiene el PP de frenar a Ciudadanos es disparando los cañonazos hacia el interior de su fortaleza. Es decir, renovándose sin perder tiempo y profundamente para atacar desde una posición más despejada a la aún no muy consistente formación naranja, que por el momento tiene más bandera y capitán que tropa.

Con esta ofensiva del PP contra Ciudadanos se remata el mapa bélico de la política española, que ya tenía en la izquierda un frente PSOE-Podemos bastante activo. En lugar del tiempo de acuerdos que el fin del bipartidismo parecía anunciar, nos encontramos con un todos contra todos completísimo, en un grado de encarnizamiento creciente. Definitivamente, España es el país que logra cristalizar con más rapidez todo aquello que le perjudica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?