¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La matanza del Día de San Valentín

En Estados Unidos nunca parece buen momento para hablar de la regulación de las armas de fuego

Pablo G. Batista en su debut como presentador de Hoy por Hoy /

La matanza del día se San Valentín, era hasta ahora aquel mítico episodio de la ley seca norteamericana en el que Al Capone liquidó a sangre fría a siete miembros de una banda rival en Chicago...

Ayer, otro 14 de febrero, otro San Valentín, diecisiete personas murieron a causa de un tiroteo en una escuela secundaria de Florida... El asesino, que ya está detenido, había sido expulsado de la escuela y disponía de un importante arsenal de armas.... Supongo que la historia les sonará conocida. Es normal, el de ayer es solo el último capítulo de una imparable cadena de masacres con armas de fuego en los Estados Unidos, un día de la marmota que en lo que va de año ha dejado 1.800 muertos por esta causa en este país... saquen sus cuentas...

Da igual ya lo hago yo: 40 muertos al día....

Un congresista demócrata, Christopher Murphy, decía que "esto solo pasa en Estados Unidos"... y no se equivoca, estas cifras convierten a su país en una anomalía en el mundo desarrollado.... Y puede que las armas sean solo una parte del problema, pero no parece una parte menor en un territorio en el que se calcula que hay nueve armas por cada diez ciudadanos, la proporción más alta del planeta.

Como saben, la segunda enmienda de la Constitución estadounidense ampara la posesión de las armas de fuego, que muchos consideran parte del ADN nacional... aunque de poco sirve el adn cuando el país se desangra.... Los últimos intentos, tímidos, de endurecer el acceso a las armas, se han topado con el muro del Congreso o del poderoso de La Asociación Nacional del Rifle que ahora, además tiene un buen amigo ocupando la Casa Blanca...

Todos cierran los ojos, el de apuntar y el otro, ante una realidad evidentemente sangrante y sostienen que poseer armas es una garantía de protección y defensa... Claro, defensa... debe ser por eso que los llaman rifles de asalto.

Y mientras, el ritual se repite tras cada matanza: organizaciones sociales, políticos demócratas y ciudadanos anónimos, reabrirán estos días el debate sobre la necesidad de un mayor control sobre las armas de fuego.... luego no pasará nada.

Los argumentos en este punto funcionan como las armas de repetición: se suceden uno tras otro hasta vaciar el cargador y luego, silencio... Nunca parece ser el momento de abordar el asunto... Me gustaría que escucharan las opiniones de distintos agentes sociales y políticos estadounidenses después de varias de las matanzas sufridas en los últimos años:

Nunca es el momento correcto... el ideal siempre parece ser la próxima masacre... Es solo una manera de decir que nunca se hablará del tema tan sutil como ese cartel en los bares: Hoy no se fía... Mañana sí

Hoy se pone a cero la cuenta de días sin una masacre en los Estados Unidos... desafortunadamente usted y yo sabemos que volveremos a hablar de este tema, y que las posturas serán las mismas... Volveremos a escuchar las voces de quienes defienden que esto podría prevenirse con más armas... Que si los alumnos y profesores llevaran pistola habrían podido evitar la tragedia... Quienes defienden esta teoría deben saber que los profesores ya van armados, y lo están con las únicas armas que podrían llegar a cambiar algo: el diálogo y la educación.

Mientras llega el momento de hablar del tema, toda una sociedad seguirá disparándose en el pie.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?