Últimas noticias Hemeroteca
En directo En directo Tiroteo en el centro de Estrasburgo: minuto a minuto

¿Es rubia Christina Rosenvinge?

El nuevo disco de la artista madrileña combina experimentación, recuerdos y feminismo

Christina Rosenvinge, en la terraza de la Cadena SER. /

Christina Rosenvinge lleva 30 años haciendo canciones, pero las de su último trabajo se parecen más bien poco a aquel ¡Chas! y aparezco a tu lado, que llegó hasta el número 1 de Los 40. En Un hombre rubio, editado por El Segell del Primavera, canta desde un yo masculino y se apoya, como fuente de inspiración, en un danés enamorado del flamenco y de la poesía de Lorca que decidió venirse a vivir a España. Un hombre con el que, además, tenía que saldar cuentas pendientes.

"El hombre rubio es un fantasma que agrupa muchos espíritus, pero empieza por mi propio padre por una canción que le escribí y que se llama Romance de la plata", cuenta en la entrevista concedida a Fuego y Chinchetas.

La letra está plagada de versos de alto voltaje emocional ("Nadie vino de esa tierra fría a llorar tu funeral", "cómo no voy a entenderte padre, si es mi misma soledad"), y Rosenvinge reconoce que el proceso ha sido muy catártico: "He tardado muchos años en poder escribir sobre eso y en ver la historia con suficiente distancia como para ver a mi padre como protagonista de una epopeya romántica".

Pero quería explorar la relación padre-hijo desde otras perspectivas y, para eso, empezó por documentarse. "He leído muchas cosas de hijos sobre sus padres y muy pocas de padres sobre sus hjos. Me llamó la atención y es algo a estudiar".

Tampoco de madres sobre sus hijos, pero por diferentes motivos: "Yo creo que los padres han escrito poco porque su paternidad la han vivido desde lejos, sin que fuese una parte central de su vida. Y las madres no hemos escrito tanto porque forma parte de nuestra vida privada y no la contamos tanto. Pero también tengo la teoría de que las historias que contamos son las que tienen una base dramática y la maternidad, tal como yo la he vivido, no supone ningún conflicto".

Ana y los Pájaros (acústico en la terraza). / JAVIER J. BAS / B. POLO

Rosenvinge asegura que siempre le ha dado mucha importancia a las letras —"la letra de Voy en un coche está llena de imágenes lisérgicas y salvajes"— pero concede que con el tiempo ha ido aprendiendo a usar la métrica y la fonética para conseguir estructuras más literaria. Un buen ejemplo es Ana y los pájaros, donde la entonación de la palabra "así" ya aporta mucha información.

"Ese estribillo, en concreto, habla de ese momento en el que te lo estás pasando tan bien porque has tenido un encuentro con una persona con la que soñabas y te sientes tocado por los dioses", explica. "Si tiene que rebentar el mundo, que sea ahora y que sea así. ¡Surgió como una manifestación ilimitada de alegría!".

"¡Haz de rubia!"

Rosenvinge, uno de los referentes más citados por las artistas de la escena independiente española, también cree que el feminismo está viviendo un momento histórico porque, tras un periodo de cierta latencia, se ha constatado que la igualdad legal no ha supuesto la igualdad real. El problema es que de momento ve muchas discusiones y pocos resultados: "Espero que esto nos lleve a cambios reales en las estructuras de poder y que se haga un reparto más paritario, llevándonos a otra forma de pensar. La humanidad no se puede permitir que un 50 % se dedique solo a tareas reproductivas. El feminismo es una cuestión de superviviencia".

Pero como en tantos otros casos, la cantante madrileña basa su reivindicación en hechos reales: "Yo veía a Joe Strummer [The Clash], Leonard Cohen o Bob Dylan y pensaba: 'Yo soy igual que ese'. Y no veía la distancia de género, pero me la hacían saber los demás: 'No, no, si tú eres una rubia. ¡Haz de rubia!'. Había una cierta presión a mi alrededor para que hiciera el papel de rubia y, como me resistía, he sufrido cierto castigo. Se me ha marginado y he seguido sacando discos, pero de manera independiente, sin el apoyo de los medios o la compañía discográfica".

Sorprende que Christina Rosenvinge, con 10 discos y la etiqueta de "musa del indie" a sus espaldas, haya podido sentirse así, pero ella asegura que la gente, por la calle, a veces le espeta que ya no canta: "¡Y he estado cantando todo el tiempo! Pero parecía que no porque no estaba haciendo el papel que se me suponía".

Lo lógico (y lo justo), en tal caso, sería que el reconocimiento le llegase como un boomerang —más vale tarde que nunca— pero ella asegura que el discurso mediático no se corresponde que la realidad y ya solo confía en el público: "Los programadores tienen una mentalidad muy dependiente del negocio y de las estructuras de poder. Si te fijas en los festivales españoles, todos los cabezas de cartel son bandas masculinas. Y no es que no haya artistas femeninas, ¡hay muchísimas! Pero no nos tienen en cuenta. Las mujeres somos como la excepción, la notita de color. Zahara no va a gustar tanto como Izal. Los hombres siguen ocupando un trono al que las mujeres no tenemos acceso".

St. Vincent vs. Kendrick Lamar

En la entrevista de Pablo González Batista en Hoy por hoy, Rosenvinge también reconoció al torero El Cordobés como una de sus fuentes de inspiración, pero más allá de lo lírico, Un hombre rubio contiene auténticas perlas sonoras.

Afónico es una especie de diálogo con Dios que va creciendo y creciendo hasta que su melodía pop explota en una galaxia guitarrera frecuentada por bandas como Mishima, The Divine Comedy, Vetusta Morla o incluso Los Punsetes.

Con La flor entre la vía, en cambio, experimenta con ritmos mántricos y tonos graves: "Me empeñé escribir en el compás 5/4, una cosa muy extraña en el pop, para acercarme a la música tribal africana. De ahí vienen los tambores".

El hecho de convivir con dos hijos adolescentes, además, le ayuda a descubrir artistas que, al final, le acaban influyendo, como Kendrick Lamar. Pero el proceso educativo es de ida y vuelta. "En el coche mandan ellos, pero de vez en cuando les digo que tienen que escuchar St. Vencent porque yo lo digo y soy su madre" [risas].

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?