¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Santi Vila: "2018 debería ser el año de la rectificación y no de la ratificación"

El exconsejero de empresa y conocimiento relata su papel en el proceso de mediación con el gobierno de Rajoy para evitar la aplicación del 155 y asegura que llegaron a un acuerdo tácito que habría evitado el colapso

Santi Vila acaba de publicar el libro "De héroes y traidores", un repaso en primera persona a los días más convulsos del proceso independentista. Este viernes hora 25 emite una entrevista con él. El exconsejero no oculta que mantiene una "gran preocupación porque está costando mucho salir de esta. El 2018 debería ser el año de la rectificación y no de la ratificación de los errores propios y extraños". Vila cree por que "la configuración del nuevo gobierno deberá responder a dos variables, que haya un gobierno y un presidente cuanto antes que tenga una agenda vinculada a lo cotidiano, a lo real y que, para el soberanismo, el candidato a presidente mantenga viva la memoria de que hay una herida abierta que todavía sangra". El exconsejero considera que en Cataluña hay un sentimiento "bastante dolido" ante la incapacidad que están demostrando los dirigentes para salir de esta situación.

Santi Vila sufrió el desprecio de una parte de la política catalana porque, en su opinión, "en 2017 quedó muy desacreditada la moderación. Cuando la política es tan emocional, todo se razona desde parámetros idealistas y pasas de ser un héroe a un traidor. Fue un año muy sentimental y quienes desde hace tiempo intentamos viajar al centro recibimos los correctivos oportunos".

Los días más duros

En su libro, Santi Vila hace un relato de las horas más comprometidas para la política catalana. Según su versión, "nadie como Puigdemont intentó convencer a los suyos de la necesidad de convocar elecciones". En la entrevista con Angels Barceló, Vila asegura que algunos en el gobierno de la Generalitat "teníamos la convicción de que conseguiríamos el cese de las hostilidades, de que el gobierno de Rajoy nos daría garantías de que no se aplicaría el 155". Y según el propio Vila, que fue una de las personas que hizo de puente con la Moncloa, "es lo que se pactó tácitamente pero no conseguimos que aquel compromiso de explicitara". El exconsejero confiesa que "algunos suspirábamos por que alguien del gobierno de España dijera en público 'queremos que os quedéis' pero eso no ocurrió en ningún momento de la legislatura".

"Me perdió la estética"

Santi Vila asegura que llegó a imponerse la decisión de convocar elecciones tras una larga reunión del gobierno de la Generalitat que acabó de madrugada. "Defendí que parecía difícil de justificar que el gobierno tomara decisiones a esa hora así que propuse anunciarlo por la mañana. Aquellas horas que dimos de margen a quienes lo habían aceptado con resignación fueron fundamentales porque supieron aprovecharlas".

Los últimos días del gobierno de Puigdemont el ejecutivo, asegura Vila en la entrevista, "se concentró en cómo atendíamos los requerimientos del gobierno de Rajoy sobre si estábamos dispuyestos a declarar la independenci". Vila asegura que algunos "manteníamos una línea de negociación con el gobierno para evitar el colapso, y creo que lo conseguimos. El 25 de octubre nos acostamos convencidos de que misión conseguida, que habíamos conseguido evitar el choque. La posibilidad de que Rajoy nos fallara, que incumpliera lo pactado, era remota porque había tanta gente importante testigo de lo que se acordó, que si Rajoy incumplía, dinamitaba la legislatura y perdía el apoyo de sectores relevantes"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?