La firma de Àngels Barceló

Lo de ayer fue inmenso

La directora de Hora 25 reflexiona sobre la movilización sin precedentes en el 8M y las reacciones en el día después, en el que parece ya todo el mundo es feminista

Superada la emoción tras enfilar cualquier Gran Vía de cualquier ciudad española apretujada entre desconocidas, llega el momento de aterrizar. Lo de ayer fue inmenso, inimaginable hace tan solo unos años, cuando las convocatorias del 8M apenas llegaban a reunir unas miles de mujeres. Lo de ayer fue otra cosa. Nos organizamos y salimos a la calle, sin más banderas que la del feminismo, que les recuerdo no es ninguna etiqueta, sino que es el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.

Ayer nadie se apropió de nuestra lucha, solo nosotras, aunque hoy ya todo el mundo es feminista. Lo empezó a ser Mariano Rajoy el miércoles y hasta Rafael Hernando dice hoy que es feminista, si, no se confunden el mismo, que en un debate en el Congreso esgrimió las relaciones personales entre algunos miembros de podemos para descalificar a la portavoz de ese partido. Pues bien, hoy, Rafa Hernando es feminista. Y Albert Rivera más todavía, se ofrece a liderar el feminismo. lazos morados colgados a última hora a las solapas y presencias en la manifestación de aquellos que criticaron abiertamente el movimiento feminista

Pues aprovechemos el momento, aprovechemos que han visto la luz los que tenían los ojos cerrados, y si es postureo lo suyo, dejémosles en evidencia. Ahora ya no podemos parar. Aunque cueste tiempo y mucho esfuerzo, pero tengamos en cuenta que los verdaderos cambios sociales han llegado siempre de la izquierda, no sé si debemos fiarnos de los feministas recién reconvertidos. Ningún partido debe apoderarse de la revolución de las mujeres, pero necesitaremos la ayuda de algunos de ellos para poder avanzar y me temo que está claro quien no nos va a echar una mano.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?