¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El comentario de Manu Carreño

O nos ponemos serios o habrá una tragedia

Varios episodios ultras han protagonizado el fin de semana en el fútbol europeo

La imagen del presidente del PAOK de Salónica bajando al terreno de juego con un arma y pidiendo a sus jugadores que abandonasen el campo ha dado la vuelta al mundo. Todo porque en el minuto noventa el árbitro les anuló un gol por fuera de juego, no tuvo otra ocurrencia que acompañado, eso sí, de cuatro o cinco gorilas, bajar al terreno de juego para, con ese arma que se dejaba entrever debajo del abrigo, amenazar al árbitro diciéndole “tu carrera como colegiado se ha terminado”.

Claro, ¿cómo vamos a pedir algunos clubes que echen a los ultras de sus campos?, si algunos equipos, si algunos clubes ya están dirigidos por ultras.

Pero no ha sido la única escena surrealista de película de terror de este fin de semana en el fútbol, hinchas del Lille, el equipo francés que está en una zona baja de la clasificación, invadieron el terreno de juego para atacar a sus propios futbolistas y algo parecido ocurrió en el estadio del West Ham en el fútbol inglés y en el entrenamiento del Hamburgo, por segunda vez en lo que llevamos de temporada, han aparecido once cruces amenazando a los once jugadores que están llevando al Hamburgo, un histórico del fútbol alemán, a zonas de descenso.

Hemos perdido la cabeza definitivamente y o nos ponemos serios de verdad o cualquier día de estos tendremos que contar y parece que no tardando mucho, una verdadera tragedia en el fútbol. Pero nadie hace nada, todos miran a otro lado, todos se ponen de perfil, todo vale, esto se nos ha ido de las manos y si no, al tiempo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?