La firma de Iñaki Gabilondo

Pensiones: ¿nos atrevemos a hablar en serio?

Hay que volver al espíritu del Pacto de Toledo, que hace 23 años proyectó hacia el futuro una mirada compartida por todo el Parlamento

Mañana en el Parlamento Rajoy hablará de pensiones. Es un tema trascendental con una peca muy fastidiosa que exige análisis a largo plazo, algo que parece fuera del alcance de la política actual. Rajoy va a hablar mañana de pensiones porque el sábado está convocada una manifestación gigante de pensionistas, si no, no lo haría. Y es esa manifestación y su repercusión política la que va a alinear a todos los partidos y la que seguramente va a determinar la posición de cada uno. Sin embargo, el problema es de gran calado. Va mucho más allá de esas protestas y de la coyuntura, y hay que abordarlo sin tardanza y profundamente para empezar, sí, con la coyuntura, estudiando la revalorización. Sí es verdad que llegó la bonanza, el 0’25% de aumento es un insulto.

Y luego hay que volver al espíritu del Pacto de Toledo, que hace 23 años proyectó hacia el futuro una mirada compartida por todo el Parlamento. Es imprescindible dejar a un lado los prejuicios y rediseñar el modelo para hacerlo sostenible y justo a partir de un principio y una realidad: el principio, que no es cuestionable, es el mantenimiento del sistema público, eso es un imperativo social; y la realidad, que ningún partido tiene una receta mágica frente a la evidencia del envejecimiento de la población.

Todas las fuerzas políticas nos deben una reflexión conjunta para afrontar sin dogmatismos los grandes interrogantes a partir del primero de todos ellos, si deben financiarse las pensiones solo con las cotizaciones o caben otras fórmulas complementarias. Pero hay muchas más cosas, porque si la política no se hubiera hecho liliputiense, si tuviera valor, si tuviera ambición, si creyera en sus posibilidades desafiaría las proyecciones demográficas, que no son designios inexorables, y se atrevería a torcerles el brazo con políticas audaces sobre inmigración, sobre natalidad o sobre productividad y con fuertes reformas que favorezcan el trabajo de los jóvenes, pieza clave para el sostén de las pensiones. Las pensiones, asunto de primera magnitud. ¿Lo afrontaremos con la altura de miras que merece o lo torearemos como de costumbre mirando al tendido electoral?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?