Un cántabro gana el maratón siberiano del Lago Baikal

A -25º C José Antonio Soto, el único representante español, se proclamó vencedor en una maratón que tuvo que acabar suspendiéndose cuando apenas le quedaban dos kilómetros para la meta.

Las temperaturas extremas y los fuertes vientos iban en aumento por lo que tuvieron que suspender la prueba. Los corredores que venían por detrás de José Antonio se encontraban con dificultades para atravesar los últimos kilómetros. La sensación térmica con el viento era de -25ºC y la visibilidad era casi nula, no se veía a 10 metros de distancia, lo que hacía que los corredores pudieran perderse.

 La carrera va desde Tanhoi hasta Listvyanka. José Antonio, segunda vez que intentaba correr esta carrera, la primera fue en 2002 donde acabó sexto, se mantuvo primero desde el principio hasta el final. Se le congelaban los dedos y tenía que ir moviendo las manos. Los comisarios de la carrera habían dado el visto bueno a las condiciones del recorrido y clima, pero la situación fue empeorando según iban pasando los minutos.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?