Últimas noticias Hemeroteca

Todos contra Putin

La reelección del presidente ruso le sitúa como el "malo internacional" para una Unión Europea que debería utilizarle como revulsivo para superar la actual parálisis política

Vladimir Putin seguirá pesando en los próximos seis años. Las elecciones presidenciales le han otorgado un importante respaldo patriótico pese a que su figura brilla más por la recuperación exterior de Rusia que por la situación interna. Su nombre se suma al equipo de fijos para los próximos años: Xi Jinping en China, Kim Jong Un en Corea del Norte y Donald Trump en Estados Unidos.

La anexión de Crimea, su respaldo al régimen de Al Asad en Siria, la sospechas por las injerencias desinformativas y tras el envenenamiento del ex espía Skipral y su hija han reforzado la imagen que tenemos de él como "el malo de la política internacional". Y más concretamente, por todas estas crisis, como el enemigo principal de la Unión Europea. A veces, un enemigo común puede servir para aglutinar voluntades más que un proyecto esperanzador. Una vez conformado el gobierno en Alemania, todo el mundo en Bruselas esperaba la iniciativa franco-alemana para relanzar el proyecto europeo. Sin embargo, Merkel parece llegar sin fuerzas y con demasiadas hipotecas internas y a Macron se le empieza a pasar el arroz en su país. El malestar crece y la ilusión europeísta puede diluirse.

Como remate, en Italia se puede concretar esta semana la peor de las hipótesis: un acuerdo político entre las dos formaciones más euroescépticas el Movimiento 5 Estrellas y La Liga. "Todos contra Putin" puede ser el aglutinador que rompa el inmovilismo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?