¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Palmeras salvajes

La verdad, y que se le parezca

Cifuentes ha enseñado los documentos que prueban que ha aprobado el máster, que es precisamente de lo que se le acusa: de aprobarlo

Es tan importante la verdad como que lo parezca. Y desde el principio esto ha parecido lo siguiente. La primera versión del entorno de Cifuentes es que dejó esas dos asignaturas para aprobarlas luego, la segunda versión es que las aprobó cuando debía. El vicerrector del Master se pasó un día buscando al tutor de Cristina Cifuentes y al día siguiente recordó que era él mismo. Su profesor dice que no se acuerda de ella porque "no era muy famosa" y ella era delegada del Gobierno en Madrid en la época en que ser delegada del Gobierno en Madrid era ser más famosa que la reina de Inglaterra en la II Guerra Mundial. Del Trabajo de Fin de Máster se habla tanto y hay tan poca constancia física de que exista que empieza a ser una especie de religión. La defensa de Cifuentes es que ella ha aprobado el máster y enseña los documentos que prueban que ha aprobado el máster, que es precisamente de lo que se le acusa: de que lo haya aprobado. Y lo único que puede ayudar a desactivar el problema, lo que más puede acercar a la verdad la versión de Cristina Cifuentes, es que el documento más fácil de conseguir de todos, el que más trabajo le dio, el que debería tardar en encontrarlo diez segundos haciendo una búsqueda en su correo, no aparece. Ni en la universidad ni en su casa. Y cuando se le pregunta por él dice que ha tenido tres mudanzas, como si buscásemos un manuscrito. La política española ha enseñado algo: nos han mentido tanto y tan bien que cuando lo hacen mal hasta nos sorprendemos.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?