¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

En colaboración con carrefourEn colaboración con carrefour

Manzanas, coles, guisantes y espárragos

Lo que hay que comer este mes

Los días se alargan, las temperaturas suben, las plantas florecen y las ventas de pañuelos de papel se disparan; sí, la primavera ya está aquí. Además de salir de casa vestido con 30 capas porque puedes pasar de los cero a los 20 grados en cuestión de horas, también deberías coger el carro de la compra: los productos de temporada ya están listos para terminar en tu plato. Esto es lo que deberías estar comiendo como loco en los días que quedan de marzo y en el incipiente mes de abril.

 

Manzanas

Empecemos por las manzanas, que además de ser un estupendo salvavidas para picar entre horas también puede ser protagonistas y acompañamiento en diferentes recetas. Si vas a cocinar un solomillo de cerdo o un confit de pato, usa una variedad dulce como la Golden para preparar una sencilla salsa caramelizada. Cuando lo que te apetece es una comida rápida y ligera, esta versión de la ensalada Marcelo -refrescante gracias a la manzana Granny Smith- te dará lo que quieres en cuestión de minutos. Y si la cosa va de postres para celebrar, apuesta por esta tarta Tatin con la reineta como protagonista. ¿Que siempre te haces un lío con las variedades y sus características? Aquí tienes una chuleta que te hará pasar a nivel experto.

 

Col

Las coles son un tema delicado para los que crecimos mientras todavía se cocinaban cinco veces más de lo que se debería. Si el desfile de brasicáceas -así se llama esta familia de plantas comestibles- chuchurrías y de color verde militar todavía está instalado en tu memoria, prueba a comerlas crudas, o casi, para que se te pase la impresión. Aliña un poco de lombarda cortada muy fina con un poco de zumo de limón, aceite y sal, deja que pierda fuerza un par de horas y añádela a tu ensalada favorita. Superada esta primera fase, saltea unas coles de Bruselas con ajo, vinagre y menta y pasa a la siguiente pantalla: el brócoli o romanesco cocido al vapor durante cuatro minutos, con un refrito de pimentón. Te prometemos que no dolerá.

 

Guisantes

También puedes preparar estas coles en miniatura con guisantes, otras de las estrellas de la temporada. Justo cuando empieza puedes conseguir los ejemplares más pequeños, delicados y dulces, esos que directamente se pueden comer crudos. No elijas los más gordos y pesados: aunque con el mismo esfuerzo dedicado a pelarlos tendrás más cantidad de producto, este será mucho más basto. Cuando te hayas pasado un par de capítulos de tu serie favorita desgranando, puedes hacerlos con menta y jamón, a la mostaza con cordero o en trampantojo de huevo con ‘clara’ de puré de cebolleta.

 

Espárragos

Si lo que quieres es explotar a tope dos de las joyas de la primavera, deberías probar esta sartén en la que retozan con trigueros y champiñones Portobello: puedes tomarla tal cual, convertirla en una tortilla o mezclarla con una salsa cremosa y algo de pasta y gratinarla (aún nos espera alguna que otra noche fresca, de esas en las que apetece encender el horno o tomarse una sopa como esta, con espárragos blancos tudelanos). ¿Que ya las has probado todas porque te chifla esta verdura? A ver si te sorprende alguna de estas tres recetas: fritos, con perrechicos y con salsa menier.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?