Palmeras salvajes

Facebook for president

Trump es una responsabilidad tan incómoda de asumir que preferimos pensar que ha sido cosa de la tecnología

Ha habido pocas herramientas a nuestra disposición con las que podamos construirnos a nuestro gusto como Facebook. Facebook nos invita amablemente a que demos voluntariamente nuestros datos y consignemos allí nuestra vida, pero la vida que nos dé a nosotros la gana. Uno de cada cuatro internautas mienten sobre sí mismos y uno de cada cuatro usuarios de Facebook lo hace. Pensar que Facebook gana elecciones una frase muy sexy pero tiene bastantes agujeros. Uno de ellos es que la gente miente o aparenta, hace públicos gustos que no lo son tanto y calla otros, cuelga artículos que muchas veces no entiende y otras veces no comparte su contenido, quiere gustarle a este o aquel, quiere ser diferente que en el trabajo, quiere hacer cosas que no hace normalmente. Muchísima gente va a Facebook a ser diferente. La responsabilidad de la empresa Cambridge Analytica es primero la de un ladrón. No creo yo que la de un ganador de elecciones. Yo entiendo el interés por hacer aparecer a Cambridge Analityca como decisiva en la elección de Donald Trump. Trump es una responsabilidad incómoda de asumir: preferimos pensar que ha sido cosa de la tecnología. En realidad es cosa nuestra, y si lo hubiese sido por la tecnología, sería en cualquier caso la primera consecuencia destructiva del efecto de la tecnología en nosotros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?