¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La firma de Àngels Barceló

Cifuentes, Ciudadanos, la Universidad y la decencia

La directora de Hora 25 analiza los últimos movimientos tras la decisión de la Universidad Rey Juan Carlos de trasladar la investigación del máster de Cristina Cifuentes a la Fiscalía

Una presidenta autonómica Cristina Cifuentes que ayer dejó claro en sede parlamentaria que recibió trato de favor de una Universidad pública donde cursó un máster. Una universidad pública, la rey Juan Carlos, que todavía no ha desmentido ninguna de las presuntas irregularidades en este máster que han hecho públicas dos medios de comunicación. Un partido, el Partido Popular, al que pertenece la citada presidenta autonómica que la arropa sin fisuras y que encubre cualquier tipo de corrupción. Otro Partido, Ciudadanos, que se promociona como el que más lucha por la regeneración pero que sigue apoyando a la presidenta autonómica del máster sospechoso.

Este es el escenario en este país, con elementos nuevos de esta tarde pero que, hasta esta hora no modifican en nada ni la actitud de la presidenta sospechosa ni del partido que la apoya, Ciudadanos. Elementos como una de las profesoras que aparece como firmante del acta del Trabajo de Fin de Máster, que reconoce que ella no la firmó o como la decisión de la Universidad de remitir el caso a la Fiscalía por la comisión de un presunto delito. Pero, insisto, a esta hora ni la presidenta ha dimitido ni Ciudadanos ha dicho que se suma a la moción de censura.

Por decencia, pero, sobre todo, por dignidad democrática, Cristina Cifuentes no puede permanecer ni un minuto más al frente de la Comunidad de Madrid y Ciudadanos no puede seguir apoyándola. Los cálculos electorales de esta formación condicionan sus movimientos, pero cuando el desprestigio de las instituciones no es que es solo que esté en juego sino que está seriamente deteriorado, los cálculos electorales deben aparcarse y dar prioridad a la regeneración democrática. No hay ningún argumento que pueda justificar la actitud del partido de Albert Rivera.

Y luego está la universidad. También ahí hay que exigir responsabilidades. Seguro que todos ustedes recuerdan esa rueda de prensa inmediata tras la publicación de la primera noticia sobre el máster. El rector, un profesor y el director del máster calificando lo sucedido de un mero error de transcripción de las notas. Ahora el caso está en la Fiscalía y se demuestra que todo lo que dijeron entonces era falso. Este país tampoco se merece esta Universidad y no solo la directamente afectada, la rey Juan Carlos, sino la Universidad, en general, que a esta hora tampoco ha salido en defensa de su honradez. ¿Quién se pone a regenerar la Universidad?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?