¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La firma de Àngels Barceló

Días de inmenso desasosiego

La directora de Hora 25 reflexiona sobre los últimos capítulos del máster de Cristina Cifuentes y la detención por terrorismo de la presunta coordinadora de los cortes de carretera realizados por los CDR en Semana Santa.

 Hay días en los que la simple observación de la actualidad produce un inmenso desasosiego. Y llevamos una larga temporada con días como estos. Es inquietante observar como una universidad pública, la rey Juan Carlos, ha dado trato de favor, como mínimo, a dos destacados miembros del Partido Popular, claro que ya es inquietante saber que esta ha sido una Universidad apadrinada y favorecida por el Partido Popular, cuyos tentáculos en la Comunidad de Madrid alcanzan incluso a uno de los pocos espacios que parecían libres del mercado político.

Es inquietante observar como un destacado miembro del PP, Pablo Casado, le da puntilla a su compañera Cristina Cifuentes, mostrando una documentación que ella nunca ha podido mostrar, y no pasa nada, al menos no ha pasado nada hasta esta hora en la que Cifuentes sigue siendo presidenta de la Comunidad de Madrid. Claro que también es inquietante ver como el partido que se promociona como el único regenerador, la sostiene en el cargo y va dilatando los tiempos dándole una y otra vez un "penúltimatum", como hoy le ha llamado Ángel Gabilondo. Los ultimátums de Ciudadanos nunca son los últimos, cuando uno expira siempre llega otro.

Y es inquietante que el presidente del este país ventile las dos preguntas que le han hecho hoy sobre Cifuentes con un "ya tal".

Es inquietante observar como se acusa de terrorismo a los miembros de los llamados Comités de Defensa de la República, detenidos hoy. Cortar carreteras y levantar barreras de peaje puede ser un desorden público, es más, pueden provocar enormes molestias, pero calificarlo de terrorismo inquieta incluso a expertos juristas. Juristas que ya llevan tiempo inquietos pronosticando las consecuencias por la tipificación de terrorismo en nuestro código penal.

Claro que también inquieta que no haya ni una rendija por donde se pueda colar la esperanza de la solución para Catalunya.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?