La polémica del día

¿Los pezones no son del cuerpo?

De haberse producido el trauma colectivo, seguro fue más llevadero y menos vejatorio que el que tuvo que sufrir la alumna

Una alumna de un instituto de Florida, Lizzy Martinez, de 17 años, fue expulsada de clase porque sus pezones distraían a sus compañeros, según publica The New York Post. La joven iba sin sujetador y el profesor se quejó porque estaba siendo una distracción para los alumnos. La expulsó de clase y la mandó al decanato, cuya titular, lejos de quitar hierro a la situación y explicarle al profesor que los pezones son del cuerpo, ensayó diversos métodos para disimular la anatomía: primero una doble camiseta que resultó ineficaz, después cuatro tiritas, hasta que la chica no pudo más y se rompió ante la situación.

El instituto aduce que los pezones rebeldes contrariaban el código de conducta del centro, aunque esa norma sólo impone una vestimenta apropiada, aseo y pulcritud. Nada dice de pezones ni de otras partes de la anatomía de las que, como se sabe, ni alumnos ni alumnas pueden desprenderse al pisar el aula. Queda por demostrar si la turbación que el profesor proclamó en nombre de los alumnos en el fondo era sólo propia. Aunque de haberse producido el trauma colectivo, seguro que fue más llevadero y menos vejatorio que el que tuvo que sufrir la alumna en el intento de disimulo de su naturaleza.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?