Últimas noticias Hemeroteca

Byung-Chul Han, el filósofo que nos hizo un 6 y un 4

Si con un 6 y un 4 hacen tu retrato, el filósofo surcoreano Byung-Chul Han ha sido el más preciso en retratar la sociedad de nuestro tiempo

Ya no hace falta que te exploten, nos explotamos nosotros mismos. Es una de las ideas fuerzas del filósofo surcoreano Byung-Chul Han, del que hoy nos ha hablado Irene Lozano en su espacio "Más Platón y menos WhatsApp" de La Ventana . Considera que somos esclavos de nuestro rendimiento y de nuestra autorrealización. La actividades son importantes si son productivas. Trabajar es nuestro rasgo de distinción, cuanto más horas mejor. Hasta los altos ejecutivos y responsables públicos presumen más de las horas que hacen que del dinero que acumulan o los lujos que se pueden permitir.

Dos claves del ser de nuestro tiempo, según Han, son la hiperactividad y la  hiperatención. "Vivimos-dice- en una sociedad multiárea, que es lo característicos de los animales de la selva que luchan por la supervivencia, pero no por la vida ".  Es como si tuviésemos que estar pendiente de todos los peligros y de las posibles presas. Es como vivir en un estado de permanente amenaza, cuando la realidad no debería ser así. La alertas y los avisos nos llegan constantemente a través de la tecnología y las redes. No hay descanso en esta sociedad del cansancio. "El todo es posible" añade Irene Lozano es una tiranía. 

Byung-Chul Han le hace un 6 y un 4 perfecto a nuestra sociedad. Ningún pensador ha hecho un retrato más preciso de una sociedad que el considera paradójica y contradictoria. La autorrealización se convierte en autodestrucción; la hiperactividad se convierte en pasividad. Y como tercera paradoja: la coacción se vive como sensación de libertad: todos nuestros sistema de vida parecen emerger de la más absoluta libertad individual, pero ahora somos nosotros mismos los que nos sometemos al imperativo del rendimiento y los que nos exponemos para ser vigilados (entregamos todos nuestros datos, nuestros gustos , nuestras ubicaciones. Vivimos sin elegir, pero con la sensación de libertad.

Otra características con la que Han describe nuestra sociedad es la homogeneización. En su libro "La expulsión de lo distinto" dice que todos terminamos haciendo lo mismo, hasta cuando nos queremos diferenciar. Rechazamos lo diferente porque nos provoca inseguridad. 

Byung-Chul Han, frente a la tiranía de la positividad,  reivindica la validez de las emociones negativas, el sentido que tienen la ira o la tristeza, como emociones fundamentales del ser humano que es legítimo sentir y hasta bueno. También cree que necesitamos parar. No es malo aburrirse. Es más, incluso puede despertar nuestra creatividad. Necesitamos más vida contemplativa, incluso no hacer nada para salir de esta violencia neuronal que solo nos lleva al cansancio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?