La polémica del día

¿Prohibición o educación?

Parece claro que la prohibición nada solucionará si no se ataja el problema de raíz con la prevención

La Comisión Mixta Congreso-Senado sobre el problema de las drogas ha aprobado el informe Menores sin Alcohol que sienta las bases para que el Gobierno redacte una ley que regule su consumo en menores. La medida más llamativa es la prohibición de botellones y botellódromos, pero contempla otras sobre protocolos sanitarios sobre los chavales que han sufrido un coma etílico: unos 6500 sólo el año pasado.

El consumo de alcohol por menores es un problema serio que cada vez comienza a una edad más temprana. Y el botellón como ceremonia iniciática se extiende sin parar. Sorprende que en la ley actual no se encuentren resquicios para combatirlos, porque imaginamos que concentraciones masivas para cantar espirituales negros o para bailar zumba a altas horas no durarían mucho. Pero también parece claro que la prohibición nada solucionará si no se ataja el problema de raíz con la prevención, modificando con más educación comportamientos que los jóvenes no inventan sino que imitan de sus mayores, en una sociedad que liga ocio y alcohol y banaliza aún frívolamente las consecuencias de una borrachera.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?