El ojo izquierdo

Los fracasos de Rajoy

Nada se hizo en el ámbito político antes de la explosión del secesionismo, nada se hizo durante, nada se ha hecho después

Si la calle y quienes se manifiestan son un buen termómetro social, Mariano Rajoy conoce perfectamente cuántos grados de fiebre tienen sus ciudadanos. Por un lado, Cataluña y sus centenares de miles de manifestantes llenando avenidas para pedir la libertad de los políticos independentistas que siguen en prisión. Recordemos que los Jordis ingresaron en la cárcel el 16 de octubre, hace hoy exactamente seis meses, y que Junqueras lo hizo el 2 de noviembre. Un tiempo ya para ser prisión preventiva. Y ahí tiene Rajoy uno de sus mayores fracasos, una vez que la Justicia se ha hecho con el gobierno de la nación, vista la irresponsabilidad y la incapacidad del PP. Nada se hizo en el ámbito político antes de la explosión, nada se hizo durante, nada se ha hecho después. El artículo 155 ha sido un mero acto administrativo, una firma en un papel, sin que nadie haya aprovechado las facultades que confiere para avanzar en la búsqueda de soluciones. Los jueces. Solo los jueces. Pero esa misma incapacidad muestra el Gobierno de Rajoy para que los ciudadanos reconozcan qué extrañas virtudes se esconden en una política social demoledora, nefasta para los jóvenes y lesiva para los jubilados, que ahí están, en la calle, colmillos al aire. ¿Saben lo peor? Que por detrás aparece la larga sombra de Ciudadanos, mismo librillo y misma vara. Horror.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?