José Sacristán: ''Maldita gracia la del trending topic''

El actor protagoniza 'Formentera Lady', un drama correcto sobre un hippie de 80 años, dirigido por Pau Durà, que ha emocionado en el Festival de Cine de Málaga

José Sacristán a la pel·lícula 'Formentera lady' de Pau Durà (horitzontal). / ()

40 años han pasado entre Un hombre llamado flor de otoño y Formentera Lady, dos películas que protagoniza José Sacristán y que coinciden este lunes en el Festival de cine de Málaga. El certamen homenajea a la película de Pedro Olea, estrenada en 1978 y una de las primeras en hablar abiertamente de la transexualidad. De aquel papel de un joven abogado que por la noche se convertía en travesti, Sacristán pasa al de un viejo hippie asentado en Formentera y que ha ido deshaciéndose de todo su pasado y de todas las responsabilidades hasta que aparece su nieto. 

"No sé qué tiene Málaga que siempre me tiene al borde de perder el equilibro emocional, porque hoy estoy aquí para celebrar los 40 años de Flor de otoño y del estreno de mi última película", decía emocionado el actor durante la rueda de prensa. Dirigida por el actor Pau Durà, Formentera Lady es un drama correcto con toques de comedia y reflexiona sobre la irresponsabilidad de un tipo de hombre, que le cuesta lidiar sobre sus sentimientos y aceptar que tiene una familia.  "Una de las cosas que tiene la película con respecto a la masculinidad es la fragilidad de ese hombre, es un niño grande", explicaba Durà.

"Los hombres no somos nada", decía Sacristán. "Creo que no queda la cosa demasiado mal, pero di muchas clases". Lo que está echando de menos todo el rato es la mujer y aparece en la figura del nieto. Es una pregunta femenina, de amor, portavoza", decía bromeando sobre el término usado por la portavoz de Podemos, Irene Montero.

El actor ha aprendido a tocar el banjo, dio clases y aunque reconocía que es más de Juanito Valderrama y de Antonio Molina, en la película hace de un antiguo hippie que toca el banjo y que colaboró con el grupo King Crimson. Dice que nunca fue hippie: "En Chinchón no había" y que de drogas, solo chinchón y orujo, pero que sí ha conocido gente que ha llevado una vida similar a la del hombre que interpreta. "Durante el rodaje me encontré en Formentera a un ayudante de cámara de películas en las que yo había trabajado, se había hecho hippie y estaba vendiendo todas sus cosas en un mercadillo", contaba el actor.

Sacristán siempre ha sido un tipo comprometido con la actualidad política. Declarado de izquierdas, hijo de un preso del franquismo, puso voz a uno de los vídeos de campaña elecotral de Podemos. Hace unas semanas, en varias entrevistas de promoción por la obra de teatro Muñeca de Porcelana, se mojó sobre la situación en Cataluña, criticando al Gobierno y a algunos partidos catalanes y sus declaraciones se convirtieron en trending topic en Twitter y hasta Rufián pidió respeto "para el maestro Sacristán". 

"Me siento fatal. Porque siempre hay alguien que pregunta por lo que está pasando y yo digo lo que pienso, pero nunca tratando de darle la importancia o relieve. Soy un hombre de mi tiempo y opino , pero no pretendo pontificar. Los acontecimientos muestran una situación que a mí no me gusta que se esté dando, no me gustan los protagonistas. Doy una opinión, pero vamos maldita la gracia que me hace lo del topic y su puta madre. No quiero saber nada de la trapisonda de la tropa que frecuenta esos lares. En Chinchón no tenemos nada de eso".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?