¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

Que devuelvan el dinero

Dos ex directivos de Novacaixagalicia tendrán que devolver el dinero de la pensión millonaria que se diseñaron para ellos mientras la entidad hacía aguas y tenía que ser rescatada

En lo peor de la crisis económica y de los escándalos del mal uso del dinero ajeno, que empezaron a brotar como setas entonces aquí y allá, un grito salía de todas las esquinas: “Que devuelvan el dinero, que devuelvan el dinero”. Pues bien, dos ex directivos de Novacaixagalicia tendrán que devolver el dinero de la pensión millonaria que se diseñaron para ellos mientras la entidad hacía aguas y tenía que ser rescatada. Tienen que devolver 10 millones y medio de euros, que es la cantidad que se reservaron para prejubilarse, dinero cobrado en 2011 cuando se llevaba ya tres años inyectando dinero públicos a las cajas en crisis. Esta es ya la sentencia firme del Tribunal Supremo, la primera firme que obliga a directivos de las cajas a la devolución del dinero. Está pendiente también de firmeza en el Supremo la de las tarjetas black de Cajamadrid, que también pide que se devuelvan los 12 millones de euros gastados con las tarjetas opacas.

Esas cifras de dinero no tapan en absoluto los agujeros que existieron en las dos entidades, pero que la devuelvan resulta imprescindible por justicia -que se lo digan si no a los pensionistas del 0,25%- y por un mínimo sentido de la ejemplaridad pública, ese concepto tan manoseado pero tan imprescindible si es que no queremos instalarnos todos en el cinismo absoluto.

La ejemplaridad no afecta solo a los políticos aunque sean el blanco más fácil a la hora de disparar críticas y a la hora de exigir responsabilidades. No les afecta solo a ellos, pero ellos, los políticos, asumen de forma voluntaria un liderazgo social que les obliga doblemente. Por eso, resulta tan peligroso el argumento en el que se ha instalado el PP en el caso Cifuentes. Como algunos otros políticos han engordado o maquillado su currículum, los populares dan por bueno que pueden sostener a Cifuentes como presidenta en un caso en el que la Fiscalía investiga, de momento, falsedad de documento, que ha obligado a intervenir un instituto público, expedientar a un catedrático, arrastrado el nombre de toda una universidad pública y pillado en flagrante mentira en sede parlamentaria a la presidenta de un gobierno regional. En un artículo en ‘El País’ hoy dice el rector de la Rey Juan Carlos que si la justicia demuestra la falsedad documental, le retirarán el título del máster a Cifuentes. ¿De verdad cree el PP que en este caso con la devolución del título es suficiente?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?