"Mi objetivo es Tokio"

Camilo Santiago era hasta hace poco comercial en Logroño. Jugaba a fútbol por afición y odiaba correr. Pero a sus 35 años va a disputar el europeo de maratón en Berlín en agosto y no se pone límites

Esta semana os contamos la historia de un veinteañero, comercial de profesión y futbolista de afición. Se llama Camilo Santiago y por aquel entonces jugaba en Tercera División, era mediapunta y lo hacía sencillamente porque le gustaba. Odiaba correr, no le gustaba nada esa parte que todos los entrenamientos de fútbol conllevan, la más física, en la que se trabaja sin balón.

En ese momento aparecen en su vida un reto y un retador. Este último fue un compañero de trabajo, donostiarra; el reto, la Media Maratón de San Sebastián de 2011. Consiguió completarla y lo que sintió al cruzar la línea de meta le hizo descrubrir una nueva afición que, unos años después, le ha llevado a ser preseleccionado por la Federacion Española de Atletismo para correr la prueba de maratón en el europeo de Berlín en agosto.

En medio, una progresión espectacular y, de momento, imparable. En febrero de 2012 se subió a su primer podio. Fue tercero en la Media Maratón de Tudela con un registro de 1:17:03. "La carrera de la que guardo mejor recuerdo", reconoce. Un año después, en 2013, logró bajar de una hora y diez minutos en su primer campeonato de España de medio maratón en Albacete.

Recientemente, con 35 años, debutó como internacional en el Mundial de Valencia, terminó 39º en la clasificación general y consiguió su mejor marca personal en los 21 kilómetros, 1:02:40. Y la marca definitiva, la que le ha dado el pase a Berlín ha sido el 2:13:56 (la mínima era 2:14:30) que marcó este mismo abril en el Maratón de Milán.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?