¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La firma de Àngels Barceló

Tirar la piedra y esconder la mano

La directora de "Hora 25" reflexiona sobre las declaraciones del ministro de justicia cuestionando la capacidad del magistrado del juicio de "La Manada" que emitió un voto particular pidiendo la absolución de los acusados

Ya el viernes pasado, aquí en "Hora 25", el ministro de justicia empezó el viraje de la posición del gobierno en el tema de la sentencia de la manada, bueno el viraje del gobierno o el suyo propio. Ese día alcanzó a decir que quizás el Consejo General del Poder Judicial, debería actuar en el caso del juez Ricardo González, el que emitió un voto particular pidiendo la absolución de los acusados.

Hoy el ministro ha ido todavía más lejos, ha puesto una sombra de duda sobre las capacidades de dicho magistrado, exactamente lo que ha dicho es que todo el mundo sabe que tiene un problema singular, y aquí lo ha dejado. No ha añadido nada más, y tampoco responde a las preguntas que le piden que lo aclare. Y la aclaración es urgente, porque el magistrado Ricardo González sigue ejerciendo.

Y si no hay nada, más allá de los retrasos demostrados en sus sentencias, si solo se trata de eso, el ministro se habrá pasado de frenada al querer subirse, práctica habitual de la política, a la ola de las manifestaciones contra la sentencia. El ministro de justicia no puede tirar la piedra y esconder la mano si hay algo que debamos saber que lo diga y si no, que deje sembrar dudas.

Otra cosa es el cierre de filas, lógico de la judicatura, pidiendo la dimisión del ministro por sus declaraciones. Aunque también les digo que me hubiera gustado escuchar de esos magistrados alguna crítica al lenguaje y al contenido de la sentencia, humillante para la víctima y demoledor para su dignidad, al margen de las consideraciones jurídicas, que es otro debate.

La sentencia de la manada ha descolocado al gobierno, a los políticos y a la judicatura. Y deberían empezar en pensar una respuesta, pero sobre todo clara, para la sociedad que está en su derecho de manifestar su indignación por algo que no entiende. Pero la respuesta no puede ser un ministro cuestionando la justicia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?